mayo 20, 2024
El tiempo
La Campana

El cura de La Campana se despide y el pueblo pide nombrarlo Hijo Adoptivo

El cura de la Parroquia Santa María la Blanca de La Campana, Miguel Morilla, se ha despedido del pueblo en que ha ejercido su ministerio durante cuatro años con “la paz y la tranquilidad de que mi nombre queda libre de toda acusación” de una “minoría” y ha pedido a los vecinos, que han creado hasta una comisión para “intentar” que no fuera trasladado, que acojan al nuevo párroco, José Luis López Reyes, “con el mismo amor que a mí”.

“No lo juzguéis, apoyadlo”, ha dicho en una rueda de prensa arropado por el alcalde, Manuel Fernández Oviedo, la citada comisión y vecinos y vecinas de La Campana. Miguel Morilla, que ha sido nombrado por el Arzobispado como nuevo párroco de la Purísima Concepción de Gilena, se ha puesto a “disposición” del nuevo sacerdote y ha reconocido, entre lágrimas, que “no ha sido fácil vivir la persecución”.

Tras una reunión mantenida este fin de semana con dos vicarios del Arzobispado y la comisión en defensa de Miguel Morilla, el que ha sido párroco de Santa María la Blanca ha reconocido este martes que de ella “he salido fortalecido” al quedar despejadas “las dudas sobre mi persona”. Al término de la intervención, y después de que se le haya confirmado que será nombrado Hijo Adoptivo de La Campana, Morilla ha reiterado las gracias a los vecinos y pedido “perdón” porque “no soy un héroe ni soy perfecto”.