junio 15, 2024
El tiempo
Sociedad

Un ecijano reclama un millón por lesiones fruto de la vacuna del Covid

Un joven de Écija de 19 años acaba de presentar una reclamación ante el Ministerio de Sanidad solicitando una indemnización de aproximadamente un millón de euros por lesiones presuntamente causadas por la vacuna del Covid.

Según su abogado, Fernando Osuna, el joven está postrado en una silla de ruedas “de por vida”, con un grado de discapacidad del 84%. “Los científicos certifican que su penoso estado de salud está en relación directa con la vacuna”, afirma el letrado, que señala que su cliente “sufre limitaciones enormes tanto en las extremidades inferiores como en las superiores”.

“Era un chico normal, se vacunó del Covid y se ha demostrado científicamente con médicos y con científicos que la situación de las lesiones que tiene ha sido producida por esa vacuna”, insiste Osuna, que relata que el joven “necesita dos horas diarias, la ayuda de terceras personas para asearse tras defecar, para secarse las piernas desde muslos hasta los pies tras ducha, para cortar alimentos duros con cuchillo, etc.”.

El joven ha reclamado ante la administración una indemnización por responsabilidad patrimonial de la administración pública “por reacción adversa a la vacunación por Covid 19”. “Tras ser vacunado de la segunda dosis de vacuna el día 23 de septiembre de 2021, comencé a sufrir parestesias y pequeñas alteraciones sensitivas con  debilidad en ambos  brazos a las que no di importancia ya que las achaqué a los propios efectos secundarios de la vacuna, pero en el mes de  diciembre de 2021 comencé a sufrir alteraciones motoras en las piernas y dolor en la espalda que fueron empeorando hasta imposibilitarme por completo la marcha y que me obligaron a acudir de Urgencias al Hospital de Alta Resolución de Écija el día 13 de diciembre de 2021”, señala el joven en su reclamación.

El 14 de diciembre de 2021 ingresaría en planta de Neurología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla donde permanecería hasta el día 5 de enero de 2022, donde recibe tratamiento antes de su traslado a la Unidad de Lesionados Medulares, con diagnóstico de “lesión medular incompleta de nivel C6 derecha/C5 izquierda de causa médica en probable relación a etiología inflamatoria vs vascular”.

El 11 de agosto de 2022 se le diagnostica mielitis transversa en relación temporal con la segunda dosis de vacuna con Covid. Se le da de alta el 26 de agosto. Como consecuencia de las lesiones sufridas tiene reconocido desde diciembre del año pasado un grado de discapacidad del 84 por ciento. Su médico de cabecera señala que “es capaz de caminar unos tres pasos. Tiene torpeza motora en manos. Define alteración sensitiva desde la mitad del tórax izquierdo hacia abajo. Alteración esfinteriana. Si define alteración visual”.

El proceso de rehabilitación, que aún continúa, le ha costado 6.075 euros, a razón de 675 euros mensuales desde septiembre de 2022 hasta mayo de 2023. Suma a esa cantidad el gasto en combustible de tener que ser trasladado a Sevilla tres veces en semana para la rehabilitación, que es de 3.693 euros. “Entendemos que se cumplen todos y cada uno de los requisitos exigidos legal y jurisprudencialmente,  para que sea indemnizado por el Estado”, señala Osuna en su reclamación, “puesto que existe responsabilidad patrimonial de la Administración Sanitaria por un funcionamiento anormal de la misma”.

Por ello, reclama 935.740 euros sumando los daños por perjuicio personal básico, por el perjuicio moral “por pérdida de calidad de vida ocasionada por las secuelas, dado que pierde su autonomía personal para realizar algunas de las actividades esenciales”; por perjuicio personal particular y por perjuicio patrimonial, un desglose al que añade el gasto que ha tenido que asumir por su rehabilitación.

“No queremos decir que no haya que vacunarse, todo lo contrario”, matiza el abogado Fernando Osuna. “Hay que vacunarse, pero en rarísimos casos, como el que nos ocupa, se ha producido este desenlace tan nefasto”.