mayo 28, 2024
El tiempo
Sociedad

Investigan a un vecino de Écija por presunto hurto y delito contra la seguridad vial

La Guardia Civil investiga a dos varones, uno de ellos vecino de Écija, por la supuesta comisión de delitos contra la seguridad vial y hurto de más de 700 kilos de naranjas, después de que los agentes los interceptaran cuando iban en una furgoneta a una velocidad anormalmente reducida.

Según informa la Benemérita en una nota, sobre las 15.00 horas del día 17 de abril en la carretera A-445, de Posadas a La Carlota, cerca de la primera localidad, y tras dar el alto a la furgoneta, observaron que el conductor había intercambiado su puesto con el acompañante y ahora era éste era el que conducía.

Comprobaron que el motivo de este cambio de conductor era que el primero de ellos carecía de permiso por no haberlo obtenido nunca. Asimismo, hicieron la prueba de alcoholemia a ambos conductores y el segundo de ellos arrojó una tasa positiva de 0,68 y 0,67 mg/l, lo que constituye un delito contra la seguridad vial.

Además de esto, dicho varón ha sido también investigado por ser cooperador necesario en el delito de conducir careciendo de permiso de conducir, puesto que era conocedor de que su acompañante no tenía dicha habilitación y aún así le cedió la conducción del vehículo.

Al comprobar la mercancía que transportaba en la parte trasera, encontraron a un menor de edad sentado en un montón de naranjas que además ocupaban toda la parte trasera del vehículo. Preguntados por el origen de las naranjas, no pudieron acreditar su legítima procedencia, por lo que se investigó el posible hurto de las mismas y tras realizar varias gestiones se logró esclarecer que fueron sustraídas.

El Instituto Armado precisa que el primero de los conductores, de 23 años de edad, vecino de La Carlota, podría ser condenado a la pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de 12 a 24 meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, al haber conducido sin haber obtenido nunca el permiso de conducir.

Mientras, indican que el segundo de los conductores, de 42 años de edad, vecino de Écija, podría ser condenado a la pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a 12 meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años, al haber conducido con una tasa de alcoholemia superior a 0,60 mg/l. Asimismo, por el delito de hurto ambos pueden enfrentarse a una pena de prisión de seis a 18 meses.