abril 15, 2024
El tiempo
Política

Presentadas 125 solicitudes de bonificación del IBI por instalar placas solares

Un total de 125 personas ha solicitado la bonificación del Impuesto sobre Bienes inmuebles (IBI) por la instalación de placas de aprovechamiento de energía solar en sus viviendas. Este es el número de solicitudes que ha recibido el Ayuntamiento de Écija desde que se aprobó por primera vez esta bonificación en la ordenanza fiscal reguladora del IBI.

Las solicitudes que se aprueben disfrutarán de la bonificación del 30 por ciento del impuesto de la contribución durante los tres años siguientes a la fecha del reconocimiento del beneficio fiscal. “Es decir, que para un IBI de 300 euros, el ahorro es de 100 euros cada año durante tres años”, explica Mario Perea, concejal de Podemos Écija, partido del que partió la propuesta, negociada con el Gobierno local del PSOE.

La bonificación de la contribución es una medida para incentivar el uso de energías renovables premiando con una rebaja fiscal a las personas que se suman al uso de la energía solar a su hogar. El número de solicitudes “invita al optimismo”, opina el concejal de Podemos Écija, que la compara con las 119 solicitudes de bonificación de la tasa de la basura concedidas el último año por el Ayuntamiento.

Perea sí que critica que “ha faltado difusión” de la bonificación por instalar placas solares. El concejal de la formación morada se queja de que no ha habido por parte del Ayuntamiento de Écija una comunicación de la medida a la que se puede acoger la ciudadanía, en esta y en otras materias.

“Queda mucho por hacer y por ver, pero vemos que este tipo de ayudas fiscales incitan a la colocación de instalaciones solares”, sostiene Mario Perea. “Para nosotros no deja de ser un primer paso, aspiramos a más”, afirma, “queremos seguir aumentando el porcentaje de bonificación de la contribución, para que la gente tenga un incentivo para utilizar una instalación de energía limpia y que amortice su inversión lo antes posible”.

El concejal de Podemos explica que “no solo es una cuestión de consumir energía y de cuidar el medio ambiente, sino también de soberanía energética, de producir y consumir nuestra energía para ser más eficientes y ahorrar en la factura de la luz”, concluye.