abril 21, 2024
El tiempo
Política

Vuelven a prorrogar las obras del Mirador de Peñaflor, esta vez hasta mayo

Las obras de rehabilitación y reforma del Mirador de Peñaflor, que debían estar terminadas a principios de este año, no van a terminar como mínimo hasta el próximo 12 de mayo. La empresa que las ejecuta ha conseguido una nueva ampliación del plazo de finalización de las mismas, fijado para el próximo 30 de marzo.

El pasado mes de diciembre, el Gobierno local (PSOE) concedió una primera prórroga de dos meses a la adjudicataria y dio hasta el 30 de marzo para terminar la restauración del mirador, en plena Plaza de España, el Salón. Ahora, en junta de gobierno, ha concedido un segundo plazo, hasta el 12 de mayo.

Explica la portavoz municipal del PSOE, Rosa Pardal, que la empresa adjudicataria alega “distintos argumentos que han hecho que se produzca este retraso” y que justificarían la segunda prórroga a que da derecho el pliego de condiciones de la obra.

Así, la empresa afirma que ha habido problemas con el hormigonado que se realizó en febrero “y que, debido a las bajas temperaturas, no se pudo hacer; también un exceso de óxido en los balcones que ha obligado a sustituir y rehabilitar parcialmente los mismos retrasando la terminación de la fachada”.

El retraso también habría sido culpa de la aparición de una columna en la última planta que ha habido que apear “para poder ejecutar el forjado de toda la estructura”, además del mal estado de las vigas de vuelo de la fachada, que ha obligado a hacer cambios en la obra planeada en un primer momento.

Es la segunda prórroga concedida a la adjudicataria, que podría disponer de una ampliación más del plazo, ya que las obras en el Mirador de Peñaflor no tienen que estar terminadas hasta el 30 de junio, según la prórroga a los planes Contigo aprobada por la Diputación de Sevilla, que financia esta intervención con una inversión de unos 642.000 euros.

El proyecto consiste en la rehabilitación integral del edificio, desde la fachada a estancias interiores pasando por la colocación de nueva iluminación, la rehabilitación de las estatuas que coronaban el mirador o la instalación de un ascensor, entre otras cuestiones, para darle “un uso turístico y administrativo como futura oficina de turismo y mirador panorámico”.