abril 20, 2024
El tiempo
Semana Santa

El último hermano mayor acusa a la gestora del Cautivo de “reírse de los ecijanos”

José Manuel Corrales, último hermano mayor de la hermandad de La Borriquita, Jesús Cautivo y Nuestra Señora de las Lágrimas, ha acusado a la junta rectora que dirige desde enero la cofradía del Domingo de Ramos de mentir sobre la situación económica de la misma y de “reírse del pueblo de Écija”.

En una rueda de prensa, Corrales ha querido salir al paso de las acusaciones hacia la gestión de su junta de gobierno, que dimitió en diciembre del año pasado a instancias del párroco de la iglesia de Santa María, al que el antiguo hermano mayor señala como responsable de la intervención de la hermandad por el Arzobispado de Sevilla.

Junto con Álvaro Corrales, ex miembro de esa junta de gobierno dimisionaria a instancias del cura porque “supuestamente llegaban hermanos a su despacho pidiendo nuestra dimisión, sin darnos constancia de quiénes y por qué motivos”, el último hermano mayor del Cautivo ha asegurado que su junta de gobierno “siempre se ha dedicado a trabajar por la hermandad”.

“Pido disculpas por los errores que hayamos podido cometer, pero nunca se ha robado a la hermandad y la situación económica no era la que ha dicho la junta rectora, a quienes deseo que les vaya bien pero les pido que se dejen de falsedades”, afirma Corrales.

El ex hermano mayor del Cautivo ha asegurado que la deuda en octubre del año pasado era de 28.057 euros, “muy lejos de los 40.000 euros que afirma la junta rectora” y que la estimación de ingresos era de 17.250”. Esas cuentas se aprobaron en un cabildo de hermanos, según Corrales, con lo que “los únicos gastos que tenía la hermandad para la salida el Domingo de Ramos de este año serían las bandas y las flores”, que oscilaría entre los 10.000 y 12.000 euros.

El fallido festival flamenco programado por la última junta de gobierno dejó 15.000 euros en pérdidas, “lo cual sabe uno de los miembros actuales de la junta rectora, que fue organizador del mismo”. Miembros de la hermandad tuvieron que poner dinero para pagar a los artistas del festival, cantidades que se devolvieron con un préstamo personal, afirma Corrales.

En el mismo sentido, la tarjeta de crédito denunciada por la junta rectora “es una tarjeta de empresa, es decir, solo sirve para pagar y no se le puede retirar dinero en efectivo, y se pidió en 2021 para poder sacar la Lotería de Navidad, que, por el Covid, se tenía que abonar antes de poder retirarla”.

No pueden demostrar que la hermandad no pudiera salir, lo que han hecho es jugar con el pueblo de Écija, dejar mal a la Semana Santa de Écija, que ahora mismo está señalada, y han abierto una brecha entre hermandades”, afirma Corrales, que pide un cabildo “y que los hermanos del Cautivo pidan lo que merecen, que se les vaya de cara y se le den las explicaciones a ellos que son los que están siempre ahí, que puedan decir lo que piensan”.

“Igual que se pide una dispensa para no salir, se puede pedir para celebrar un cabildo de hermanos, otras hermandades intervenidas los han celebrado”, afirma Corrales, que se queja de que “mi hermandad ha sido lamentablemente utilizada para reírse del buen hacer de los hermanos del Cautivo y del pueblo de Écija, diciendo que no había dinero, que la trampa era muy grande, y que no se salía”.