diciembre 8, 2022
El tiempo
Sociedad

Estudian acciones penales por la muerte de una niña en el hospital de Écija

Una familia de Écija estudia iniciar acciones penales por la muerte de su hija, de tres años de edad, en el hospital de alta resolución (HAR) de Écija. El suceso tuvo lugar en septiembre y, desde entonces, nadie les habría dado explicaciones, según sus abogados.

El bufete de abogados de Fernando Osuna, que es quien asesora a la familia, informa que el fallecimiento de la niña tuvo lugar el pasado mes de septiembre “en relación con una operación de vegetaciones”. Los padres “no alcanzan a comprender cómo se produjo ese fatal desenlace”, dice el letrado, que avanza que “los hechos pueden ser constitutivos de un delito de homicidio por imprudencia”.

La niña, de tres años, fue intervenida quirúrgicamente el pasado 19 de septiembre en el hospital de alta resolución de Écija “a través del procedimiento de amigdalectomía con adenoidectomia,  procediendo bajo anestesia general, con el fin de eliminar una hipertrofia de amígdala y adenoide que la menor sufría y que le provocaba dificultad respiratoria nasal y ronquidos nocturnos”.

En un comunicado, Fernando Osuna destaca que la menor “fue intervenida quirúrgicamente sin que se le realizara una previa analítica de sangre y sería dada de alta sin la correspondiente revisión por parte del responsable de la intervención quirúrgica y sin que el mismo introdujera los datos de la medicación para el postoperatorio en la tarjeta sanitaria de la menor”.

Un día después de la intervención, el 20 de septiembre a las 6.21 horas de la mañana, los padres “acuden de nuevo con carácter de urgencias al hospital dado que la menor no se encontraba en buen estado  y  no podía tomar los antibióticos vía oral, recentándole paracetamol supositorios 150 mg cada 6-8 horas. Se le dio  el alta 20 minutos después del ingreso”.

El 23 de septiembre por la tarde, la menor vuelve a urgencias del hospital “porque no hablaba, tenía fiebre, palidez y no tragaba” y recibe el alta menos de una hora después de su ingreso.

“La madrugada del 24 de septiembre la vuelven a llevar a urgencias al hospital de Écija entrando a las 5.15 de la mañana. La menor entra inconsciente en el hospital, con parada cardiorrespiratoria,  tras haber sufrido una grave hemorragia en su domicilio. La atienden y se dice: ‘Paciente en malas condiciones generales, pálida/ictérica sin cambios marmóreos, sin pulso, sin frecuencia, pupilas arreactivas y midriáticas. Glasgow 3/3 tos, con sangrando abundante en vías aéreas superiores y esófago’. Es diagnosticada de shock postoperatorio hipovolémico”, según Osuna.

El abogado indica que “a pesar de la gravedad de la situación, la menor no es trasladada al Hospital Virgen del Rocío de Sevilla hasta tres horas después, en concreto a las 8:14 horas de la mañana en una ambulancia medicalizada”. La menor sufrió una hemorragia en casa “cuando supuestamente estaba bien”, y llegó al hospital “con una parada cardiorrespiratoria porque se vacío de sangre”, afirma el abobado de la familia, que concluye que “los informes de la autopsia  están pedidos, aún no han llegado”.