marzo 27, 2023
El tiempo
Sociedad

Nuevo Caminar llama la atención sobre el abuso de redes sociales por menores

Este sábado 29 de octubre es el Día sin Juegos de Azar, una jornada que pretende concienciar a la población en el uso del juego recreativo y cómo puede llegar a convertirse en una adicción. En Écija, la asociación Nuevo Caminar llama la atención sobre el abuso de redes sociales y videojuegos entre los menores.

El juego de azar incluye variantes que van desde la lotería o la bonoloto “que se puede jugar inocentemente alguna vez, hasta los juegos de bingo o entrar en los casinos o las casas de apuestas”, explica Cinta Espuny, psicóloga de Nuevo Caminar, que añade a estas el juego online, “que muchas veces se concentra en las apuestas deportivas y que, por eso, se le quita un poco la importancia o se puede ver de forma algo más inocente”.

“Queremos hacer hincapié en que los jóvenes entienden el juego como una forma de distraerse e incluso de socializar, de ir en grupo”, explica Espuny, “pero ese inicio de juego se va convirtiendo poco a poco en una trampa, porque la persona que se va enganchando en el juego ya no va en grupo a jugar, ya oculta cada vez que pierde y maximiza cuando ha ganado algún premio, hace ver que está ganando siempre cuando eso es imposible, ya que se pierde más que lo que se pueda ganar”.

A eso se suma que la persona adicta al juego de azar “se va aislando poco a poco, se va desmotivando de lo que eran sus metas o quería conseguir y altera mucho su humor y su comportamiento”.

Esos son los signos más importantes que, señala la psicóloga de Nuevo Caminar, pueden notar los familiares de personas enganchadas al juego. “Aislamiento, desmotivación y alteración del humor y el comportamiento son los síntomas por los que uno se puede dar cuenta de que una persona puede estar entrando en una dinámica preocupante”, resume.

Desde Nuevo Caminar enfatizan “el uso abusivo que se está haciendo por la población en general y especialmente los menores de edad de las redes sociales y de los videojuegos. Son un chute de adrenalina importante que se produce cuando te sale un ‘like’ o cuando en el videojuego pasas de fase, y eso engancha muchísimo”, evalúa Cinta Espuny.

“Se han visto ya casos de chavales que cuando se les quitan los videojuegos tienen explosiones de ira y descontrol importantes, y es porque este tipo de comportamientos hacen que el control se pierda y se frustran enseguida y si no pueden jugar o ver sus redes o utilizar sus aplicaciones móviles, se sienten mal y estallan y aparecen comportamientos agresivos absolutamente desproporcionados”, concluye la psicóloga de Nuevo Caminar.

 

FOTO: Imagen de natureaddict en Pixabay