diciembre 8, 2022
El tiempo
Política

El Gobierno local deja en el aire el alquiler del solar para ampliar el aforo de la plaza de toros

El Gobierno local (PSOE) paraliza de momento el alquiler de una parcela en el número 22 de la calle Palomar que anunció el pasado mes de agosto con el objetivo de usarla como salida de emergencia de la plaza de toros y poder ampliar el aforo de la misma permitiendo el uso del tendido de sol.

Se trata de un solar de unos 400 metros cuadrados por los que el Ayuntamiento de Écija tenía previsto pagar unos 10.400 euros de alquiler durante los próximos 15 años. Ahora, las carencias detectadas en el coso taurino han llevado al equipo de gobierno a replantearse las necesidades del mismo, entre ellas, la apertura de esa salida de evacuación del tendido de sol en la calle Palomar.

La portavoz municipal del PSOE, Rosa Pardal, aclara que no se va a firmar el convenio de arrendamiento de ese solar de 400 metros cuadrados “si no va a ser necesario, si el bien que se persigue no se va a conseguir”. En la pasada corrida de la Feria de Septiembre, finalmente, no se utilizó la parcela de calle Palomar ni se vendieron entradas del tendido de sol.

Pardal señala que el Gobierno local busca soluciones a las limitaciones que, en esa y en otras cuestiones, presenta la plaza de toros de Écija, que hacen necesario un nuevo proyecto para poner en uso el coso de Pinichi, tanto en lo que respecta a su aforo como a la iluminación, de la que carece el inmueble para acoger espectáculos sin luz natural.

Esa necesidad de un nuevo proyecto para la plaza de toros desaconseja el arrendamiento del solar en el número 22 de la calle Palomar. “Para qué vamos a pagar un alquiler por algo que no sabemos si es necesario”, resume la portavoz municipal del PSOE, que insiste en que “si no se solventa el problema, habrá que buscar otras alternativas”.

“Intentamos resolver todos los requisitos legales que se nos piden para tener un aforo del cien por cien en la plaza”, afirma Rosa Pardal, que recuerda que el Ayuntamiento de Écija lleva “ocho años pagando anualmente por una plaza que se compró pero no se pagó, y que nos está costando más de un millón de euros porque se quiso compensar con parcelas que estaban obligados a urbanizar y no se urbanizaron porque no se podía, puesto que no eran de propiedad municipal”, denuncia.