junio 30, 2022
El tiempo
Política

Reforman el ‘hotel de Peñaflor’ para trasladar las oficinas municipales de San Francisco

El Ayuntamiento de Écija ultima la rehabilitación de las casas anejas del Palacio de Peñaflor, en la calle Virgen de la Piedad, para trasladar allí las oficinas municipales por las que ahora paga un alquiler en la calle San Francisco. Se trata del inmueble donde estuvo previsto construir un hotel.

Ese proyecto hotelero quedó frustrado y las casas anejas permanecían cerradas y sin mantenimiento desde hace veinte años. Con cargo al Plan de Empleo Estable del Programa de Fomento del Empleo Agrario (Pfoea) se están llevando a cabo obras para rehabilitar esas instalaciones y ponerlas en uso administrativo, cultural y turístico.

“Es una obra fundamentalmente de rehabilitación y reforma para poner en uso para instalaciones del Ayuntamiento”, resume el concejal de Infraestructuras Públicas, José Luis Ruperti, que estima que la primera fase de la intervención puede estar terminada “para finales del mes de julio”.

La obra tiene por objeto adaptar el inmueble, de titularidad municipal, para que pueda acoger las oficinas y dependencias del Ayuntamiento de Écija que desde el año 2008 se encuentran de alquiler en la calle San Francisco, tras el cierre de la Casa Consistorial y ante la falta de un plazo cercano para la reconstrucción de la misma, que no se espera antes de 2025.

La rehabilitación de las casas anejas al ‘hotel de Peñaflor’ incluye tres patios en la planta baja, en torno a los que se organizan todas las dependencias. En la primera fase, se está reforzando la instalación eléctrica y colocando nueva instalación de fontanería y climatización, además de obras de carpintería “porque no había ni ventanas ni puertas”, explica Ruperti.

En total se actúa sobre 600 metros cuadrados en la planta baja, de lo que 420 son para dependencias municipales y administrativas, un total de siete despachos más zonas de recepción y servicios, “todo lo que ahora mismo está en la calle San Francisco”, según el concejal de Infraestructuras Públicas, “porque todo eso viene para acá, porque estamos pagando un alquiler innecesario teniendo dependencias municipales que estamos rehabilitando y poniendo en valor para su uso administrativo”.

El presupuesto de las obras supera los 251.000 euros, de los que 83.750 los aporta el Ayuntamiento de Écija en concepto de materiales, mientras que 38.924 los pone la Junta de Andalucía, 12.978 aporta Diputación Provincial y 115.360 el Estado, a través del Servicio Público de Empleo (SEPE). Con ese dinero se han creado 75 empleos del sector de la construcción y unas 1.500 peonadas agrícolas, estima Ruperti.

Tras la rehabilitación de la planta baja y tres habitaciones en la primera planta, el Ayuntamiento de Écija prepara una segunda fase  para rehabilitar otros 130 metros cuadrados en la primera planta e instalar un ascensor, a partir del mes de septiembre.