septiembre 24, 2021
El tiempo
Sociedad

A juicio por embestir, intimidar e insultar al magistrado que le iba a juzgar

Un varón afronta el día 15 de este mes un juicio en la Sección Cuarta de la Audiencia de Sevilla, acusado de un presunto delito de atentado a la autoridad por haber “embestido”, intimidado e insultado supuestamente a un juez en plena sala de vistas, antes de comenzar un juicio en el que esta persona figuraba como denunciante y a la vez denunciado.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, recogido por Europa Press, los hechos tuvieron lugar el pasado 10 de octubre de 2020 en la sala de vistas del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Écija, justo antes del comienzo de un juicio por delito leve inmediato en el que el encartado por este procedimiento judicial, Modesto V.F., había de comparecer “en la doble condición de denunciante y denunciado” junto a su madre, María del Valle F.M.; mientras “por otro lado” habían de comparecer igualmente como denunciantes y denunciados otros parientes de Modesto V.F., entre ellos “su hijo”.

Durante los prolegómenos del comienzo de la sesión, según la Fiscalía, la madre del investigado “hizo un gesto despectivo” a una funcionaria después de que la misma requiriese de nuevo la documentación a cuenta de una confusión inicial, extremo que fue “reprendido” por el juez titular del Juzgado número uno de Écija, quien “recriminó su conducta” a María del Valle F.M.

Después, el juez se habría visto obligado a “indicar al encausado” Modesto V.F. “que si persistía en su conducta abandonaría la sala”, pues el mismo le había “estado interrumpiendo cuando este se dirigía a su madre”.

“En ese momento, ante el evidente estado de nerviosismo y agitación del encausado, el juez indicó a la funcionaria de auxilio judicial que avisara a un guardia civil”, prosigue la narración de la Fiscalía, exponiendo que entonces, el encartado “en evidente estado de alteración, se puso en pie y al tiempo que decía ‘me la vas a pagar’, se dirigió hacia el estrado con los brazos hacia atrás, el puño de la mano derecha cerrado y el pecho hacia adelante con evidente actitud intimidatoria, embistiendo a su señoría, llegando justo delante de su mesa, seguido por su madre, que se quedó en ese momento al principio del estrado”.

Ante esta situación, el juez, dado el “peligro hacia su integridad física, se echó hacia atrás y abandonó la sala por una puerta lateral del estrado, cerrando una de las hojas pero escuchando cómo el encausado le decía ‘hijo de puta’ y otras expresiones”, relata la Fiscalía.

Según el Ministerio Público, entonces el padre del encausado habría agarrado al mismo, “tapándola la boca”, en compañía de “otros familiares” y del guardia civil cuya presencia había sido requerida.

El encausado habría sido así conducido hacia la salida de la sala de vistas, “mostrándose mucho más agitado y nervioso ante las ofensas y el gesto despectivo de una de las partes del juicio, que no pudo celebrarse, llegando incluso a tirar uno de los micrófonos de las mesas laterales del estrado”, siempre según el relato de hechos probados de la Fiscalía.

Ello, en un contexto en el que Modesto V.F. presenta como patologías un “consumo perjudicial” de cocaína y heroína y trastornos psicóticos y depresivos, lo que implica “una limitación moderada-grave de su capacidad de conocer y querer, que condicionaron gravemente la perpetración de los hechos”.

Dado el caso, la Fiscalía atribuye a Modesto V.F. un presunto delito de atentado a la autoridad, con la atenuante muy cualificada de alteración mental, reclamando para él un año y cuatro días de cárcel y una multa de 1.080 euros.