julio 31, 2021
El tiempo
Cultura

Un joven escritor de Fuentes de Andalucía novela el crimen del Aguaucho

El escritor fontaniego Antonio Márquez narra en su novela ‘La danza de las bestias’ el secuestro, violación y asesinato de cinco niñas de Fuentes de Andalucía a manos de un grupo de sublevados contra el Gobierno de la II República, novelando los sucesos que tuvieron lugar en el verano de 1936 en el cortijo del Aguaucho, en Fuentes de Andalucía.

La novela está basada en los sucesos del cortijo del Aguaucho, en Fuentes de Andalucía. El autor recurre a la ficción para “explorar la brutalidad de la que puede hacer gala el ser humano cuando se deja llevar por el fanatismo”, señala.

El conocido como crimen del Aguaucho ocurrió en agosto de 1936, cuando un grupo de falangistas detuvo a unas jóvenes por su supuesta relación con el PCE, para después trasladarlas a la mencionada finca donde les obligaron a servirles la cena desnudas y las violaron y asesinaron de forma brutal. Posteriormente, arrojaron sus cadáveres a un pozo y se pasearon por las calles del pueblo con la ropa interior de las jóvenes en la punta de sus fusiles, jactándose de lo que habían hecho al grito de “hemos comido carne fresca”.

‘La danza de las bestias’ es la segunda novela de Antonio Márquez (Fuentes de Andalucía, 1999) que ya ha publicado ‘A jirones’, un relato sobre un asesinato en la Edad Media. El joven escritor fontaniego ha optado por “inventarse” los personajes de su libro, aunque sirviéndose de datos históricos, para tratar de recrear lo ocurrido.

“Todos los personajes son ficticios”, dice Márquez, que opina que “quien olvida su historia está obligado a repetirla”. La novela está protagonizada por Diego García, alter ego del cabo Moyano, uno de los autores del crimen del Aguaucho. En el lecho de muerte, el protagonista, arrepentido, le cuenta a su hijo las atrocidades que ha cometido. “Busca el perdón, pero sabe que no lo tendrá porque la historia lo va a condenar, lo ha condenado. Aunque la historia”, dice Márquez, “hay que verla desde todos los puntos de vista y para comprenderla hay que mirarla en su contexto”.