octubre 24, 2020
El tiempo
Política

Luz verde de la comisión de patrimonio a las obras en el Mirador de Peñaflor

La comisión local de patrimonio ha aprobado el proyecto para la rehabilitación y restauración del Mirador de los Marqueses de Peñaflor, unas obras en las que el Ayuntamiento de Écija quiere invertir los más de 587.000 euros que recibirá del octavo Plan Supera de la Diputación Provincial de Sevilla.

La idea del Ayuntamiento astigitano es recuperar este edificio, en plena Plaza de España, para utilizarlo como sede de dependencias municipales para la cultura y el turismo, “por ser usos compatibles y complementarios con este edificio”.

Se trata del único proyecto presentado por el Ayuntamiento de Écija a la Diputación de Sevilla para el Supera VIII, que está pendiente del desbloqueo de los fondos, en suspenso por la crisis sanitaria. La idea del consistorio es rehabilitar el edificio de manera integral: fachada, estancias interiores, iluminación, restauración de las estatuas que coronaban el mirador y la instalación de un ascensor.

“Todo ello para darle un uso turístico y administrativo como posible futura oficina de turismo y mirador panorámico. Un edificio que podrá albergar también exposiciones, actos culturales y otros eventos, siempre respetando la estética original, pero añadiéndole nuevas funcionalidades”, explica el consistorio en un comunicado.

El edificio, de propiedad municipal, tiene abierto un expediente de ruina urbanística. El proyecto visado por la comisión local de patrimonio constata que el actual mirador es una adulteración respecto del original, datado en el año 1736, que ha sufrido varias obras de rehabilitación. La idea municipal es volver a esa configuración primigenia.

El Mirador de Peñaflor tiene cuatro plantas – baja más tres – y una azotea transitable. La fachada principal, que da a la Plaza de España, tiene una longitud de cerca de trece metros, mientras que la que da a la calle Mas y Prat tiene algo más de siete metros. El ancho del edificio no llega a seis metros.