agosto 4, 2020
El tiempo
Sociedad

Agricultores de Écija conocen el proyecto de la agricultura de precisión

Agricultores de Écija han conocido de primera mano los resultados del proyecto de agricultura de precisión Smart AG Services, desarrollado durante dos años con el objetivo de poner en marcha un sistema de ayuda al agricultor para que, a través de su ordenador, móvil o tablet, pueda planificar sus cultivos.

Se trata de un servicio avanzado de agricultura de precisión para cooperativas destinado a la gestión eficiente del riego y la fertilización de los cultivos en función de las condiciones atmosféricas y el estado del suelo y el cultivo. Según sus impulsores, su implantación permitirá ahorrar alrededor de un 15% en agua de riego y fertilizantes, reducirá la contaminación y disminuirá hasta en un 20% los costes para los agricultores.

El consorcio Smart AG Services ha recibido para este proyecto 266.000 euros de financiación de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, con cargo a los fondos para la creación y funcionamiento de grupos operativos de la Asociación Europea de Innovación (AEI) en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2020.

El consorcio está integrado por los grupos de desarrollo rural Campiña-Los Alcores y Gran Vega de Sevilla, ASAJA y las universidades de Sevilla y Córdoba, y cuenta con la colaboración de Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA) en las labores de transferencia de los resultados. De esta forma, aglutina asociaciones de carácter agroalimentario, sector privado y sector investigador y tecnológico.

El proyecto Smart AG Services integra diferentes tecnologías, como sensores inalámbricos e imágenes multiespectrales, imágenes térmicas captadas desde drones, big data y algoritmos de inteligencia artificial.

Como mínimo cada dos días, el agricultor recibirá en su móvil o tablet recomendaciones sobre riego en función de los datos recabados con los sensores instalados en las fincas y de abonado variable de acuerdo a los mapas de rendimiento de campañas anteriores y estado nutricional de los cultivos. Las experiencias piloto se han llevado a cabo en fincas de cooperativas de Écija (maíz), Lora del Río (cítricos) y Carmona (trigo).