septiembre 20, 2019
El tiempo
Sociedad

Empiezan las clases para más de 4.000 escolares de infantil y primaria

Alrededor de 4.000 alumnos y alumnas hay matriculados en Écija en Infantil y Primaria. De estos, 356 entran a clase por primera vez, son escolares de nueva incorporación que este martes han iniciado sus estudios.

En los institutos de secundaria iniciarán sus estudios este año 524 escolares de nueva incorporación. Las cifras se elevan por encima de 7.000 si se suman los alumnos y alumnas de enseñanza secundaria y de bachillerato de los centros educativos de Écija, que inician sus estudios en estas semanas.

“Estos son datos provisionales”, matiza Jorge Delgado, presidente de la Comisión de Escolarización de Écija, “porque normalmente, a inicio de curso suele haber un aumento de las matriculaciones, de niños que recuperan y pasan a segundo de ESO y no se matriculan en primero, de personas que vienen de fuera… pero aproximadamente esos son los datos que estamos manejando”.

Entre esos escolares hay dos alumnos de educación especial que se incorporan por primera vez a enseñanza reglada de tres años. “Que pasan de sexto de primaria a los IES hay cambios, pero hay plazas suficientes en Écija para cubrir esa demanda”, apunta Delgado.

El curso 2019/2020 trae novedades en cuanto a las horas lectivas, según el presidente de la Comisión de Escolarización. Ganan horas la Religión y la Educación Física y habrá menos clases de lenguas y de Matemáticas. Así, la enseñanza de Religión pasa en los colegios de Écija de seis o siete horas a nueve horas semanales, y la Educación Física de hora y media a dos o tres horas.

“El Francés se ve reducido de seis a cuatro horas”, apunta Delgado. “Esto se ha notado porque la autonomía de horarios de los centros escolares se ha visto afectada y da lugar a que las lenguas y las matemáticas vean reducida su carga horaria”.

Por último, en Écija siguen haciendo falta profesores de materias especiales, fundamentalmente de Pedagogía Terapéutica o Audición y Lenguaje. Los pocos profesionales que hay deben repartir su jornada entre al menos un par de colegios.

“Todavía hay centros educativos como el CEIP Calvo Sotelo o el Astigi que, teniendo un número elevado de alumnos con esas necesidades a atender, no tienen todavía un profesor a tiempo completo”, señala el presidente de la Comisión de Escolarización, que apunta que esta es “una de las necesidades más importantes que tiene la localidad a nivel de recursos humanos”.