agosto 21, 2019
El tiempo
Política

La Semana Santa de 2019 ha sido “esplendorosa” para el Gobierno local

Balance “muy positivo” del Gobierno Local de Écija de la Semana Santa de 2019. La ausencia casi total de incidentes, el funcionamiento de los dispositivos de seguridad y de limpieza y el incremento del número de visitantes marcan la valoración municipal de la fiesta.

En opinión del portavoz del Gobierno local, José Antonio Rodríguez, la de este año ha sido “una Semana Santa esplendorosa, a la altura de la ciudad de Écija”. El portavoz municipal subraya la ausencia de incidentes reseñables, el aumento de visitantes y el dispositivo de limpieza de las calles como principales hitos. A pesar de que la fiesta quedó algo deslucida por el mal tiempo de los días centrales, el balance municipal es muy positivo, tanto desde el punto de vista de la seguridad, con el dispositivo especial funcionando perfectamente, a la mayor afluencia de visitantes.

Desde el punto de vista de la seguridad, Rodríguez destaca que “no ha habido ningún tipo de problema ni intervención que merezca la pena, más allá de cinco cuestiones que se han podido atender desde los dispositivos sanitarios in situ, sin tener que realizar traslados a ningún centro sanitario”.

En cuanto al turismo, y a pesar de las inclemencias meteorológicas, las cifras de ocupación hotelera han estado en torno al 62% de Domingo de Ramos a Miércoles Santo, y en el 98% del Jueves Santo al Domingo de Resurrección. “Todos los recursos turísticos públicos han estado abiertos”, señala el portavoz del Gobierno municipal, “y se estima que ha habido un incremento de un 30% en visitas a esos recursos”.

Por último, en el capítulo de mantenimiento y limpieza de las calles, Rodríguez subraya el trabajo previo para tener los itinerarios listos antes de las procesiones, el dispositivo especial de limpieza de Domingo de Ramos a Miércoles Santo, “con barredoras e hidro-limpiadoras antes y después de las procesiones”, y la retirada de basuras y la limpieza “fundamentalmente en los días más fuertes: Jueves, Viernes, Sábado Santo y Domingo de Resurrección”.

También sostiene el portavoz municipal que “ha funcionado y se ha acertado con el diseño del dispositivo anti-cera, ya ensayado el año pasado”, que ha consistido en la aplicación de 300 litros de imprimación previa con un líquido especial en las zonas por donde iban a pasar los pasos. Ese líquido se ha retirado posteriormente y, con él, la cera derramada en las procesiones, de forma que se ha quitado “prácticamente el 99% de la cera, lo que implica seguridad, limpieza y realce de las calles”, ha concluido Rodríguez.