abril 22, 2019
El tiempo
Política

Publicadas las bases de la convocatoria de 9 plazas de policía local

El Boletín Oficial de la Provincia ha publicado las bases de la convocatoria pública destinada a cubrir nueve plazas de Policía Local vacantes en la plantilla de funcionarios del Ayuntamiento de Écija, así como iniciar el procedimiento para ofertar tales plazas, según un acuerdo aprobado el pasado 20 de febrero por la junta local de gobierno.

Según las bases de la convocatoria, merced a la relación de puestos de trabajo (RPT) del Ayuntamiento astigitano y la Oferta de Empleo Público para 2018, el proceso ahora aprobado incluye “la provisión como funcionario de carrera, mediante el sistema de acceso de turno libre y a través del procedimiento de selección de oposición, de ocho plazas”, además de un noveno puesto “mediante sistema de movilidad sin ascenso por el procedimiento de concurso de méritos”.

No obstante, las bases precisan que en su caso, “si las vacantes convocadas para movilidad no se pudieran proveer por falta de solicitantes o porque fuesen declaradas desiertas, se acumularán al turno libre”.

El plazo de admisión de solicitudes comprende el proceso de selección una prueba de aptitud física, otra psicotéctica, otra de conocimientos, un examen médico, y el posterior curso en la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA), las escuelas concertadas o las escuelas municipales de Policía Local.

La convocatoria de estas nueve plazas surge después de que la sección del Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme) en el Ayuntamiento de Écija avisase de que tras 13 años sin ser creadas nuevas plazas de policía local, el cuerpo se encuentra “bajo mínimos”, contando sólo con “30 agentes trabajando directamente en la calle, cuatro de ellos en comisión de servicio y el resto con una media de edad que ronda los 50 años”, cuando por el municipio, por su población, debería contar con unos “80 agentes” según las recomendaciones de las normativas europeas.

Eso sí, el Ayuntamiento de Écija, al igual que el resto de administraciones, ha estado sometido a las tasas máximas de reposición de efectivos y limitaciones en materia de incorporación de personal promovidas desde el Estado a partir del comienzo de la crisis.