octubre 18, 2018
El tiempo
Política

Dragados paraliza la obra del Ayuntamiento para replantear el proyecto

El Gobierno local (PSOE) acusa a la empresa responsable de la reconstrucción de la Casa Consistorial, Dragados, de tener parada la obra un año después de su inicio, para replantear el proyecto. El equipo de gobierno rechaza lo que considera “una maniobra” de la multinacional.

El portavoz municipal del PSOE, José Antonio Rodríguez, manifiesta que “el disgusto” del Gobierno local “hacia el procedimiento de Dragados, que tiene la obra parada”. Rodríguez espera que en septiembre esté listo el estudio legal sobre este asunto, que elabora el Ayuntamiento de Écija en contacto con la Junta de Andalucía, para decidir de qué forma actuar.

“Estamos dispuestos a llegar a las últimas consecuencias”, advierte el portavoz del PSOE, “porque no es de recibo este comportamiento”. Según Rodríguez, Dragados sostiene que hay imprevistos en la obra que implican nuevos estudios en cuanto a diseño, replanteamiento y reformado del proyecto, lo que suponer modificaciones de la obra y nuevos costes. Mientras, “no hay ningún trabajo físico como tal en la obra, y eso cualquiera lo puede ver”, dice el edil.

Para el portavoz, la actuación de la empresa constructora “no es más que una maniobra para dilatar los plazos y poner a la administración entre la espada y la pared, para que el resultado no sea otro que si tenemos que poner más dinero lo pongamos o si tenemos que aceptar nuevos plazos los aceptemos”, denuncia. “Y eso es algo que no vamos a hacer”, advierte.

Écija participa en la obra del consistorio aportando en torno a un millón de euros del presupuesto total, que supera los 3,5 millones. Dragados se adjudicó la reconstrucción de la Casa Consistorial de Écija con un presupuesto prácticamente un millón y medio menos de lo inicialmente previsto y casi un 30% del coste de salida de la obra, que se había fijado en cinco millones.

El periodo de ejecución fijado era de 26 meses, por lo que las obras, que se iniciaron en julio del año pasado, deberían estar terminadas en torno al verano de 2019, según el contrato de adjudicación.