abril 19, 2021
El tiempo
Sociedad

Víctimas del franquismo abren una Oficina de Memoria Histórica en Écija

Familiares de víctimas del franquismo han puesto en marcha una Oficina de la Memoria Histórica en Écija, para que vecinos y vecinas puedan solicitar datos sobre personas represaliadas por la dictadura en la ciudad y aportar información al respecto.

Según los promotores de esta iniciativa, su puesta en marcha se integra dentro del proyecto de creación de una asociación por la memoria histórica que familiares de represaliados llevan a cabo en la localidad sevillana.

La Oficina de la Memoria Histórica estará abierta en la sede de CC.OO. en Écija, en la calle Francisco Mateo Díaz, y ofrecerá un servicio gratuito dos días por semana, en horario de tarde, para que los ciudadanos puedan pedir datos y proporcionar información oral y documental.

Para los impulsores de esta oficina “es imprescindible que los ciudadanos puedan aportar sus testimonios sobre los casos de violación de derechos humanos de los que tengan constancia, a la vez que recibir información y asesoramiento al respecto”.

“Es un servicio a los vecinos y vecinas, que puedan recabar datos que tengamos, y también y sobre todo es una forma de ilustrarnos entre todos y aunar información sobre personas de las que no tengamos datos, con lo que entendemos que se trata de un trabajo recíproco”, señala Antonio Salazar, nieto de represaliado por el franquismo y portavoz provisional de la asociación por la memoria de Écija.

La asociación memorialista que impulsa esta oficina, quiere servir de interlocutora con la Dirección General de Memoria Histórica de la Junta de Andalucía, que proyecta abrir la fosa común del cementerio de Écija para identificar los restos de las víctimas del franquismo que, presumiblemente, se encuentran en la misma, algo que ya pidieron familiares de las víctimas el pasado 1 de noviembre.

El director general de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Giráldez, ha apuntado que su departamento quiere ir “de la mano de los familiares de las víctimas” en la recuperación de la memoria de los represaliados por la dictadura.