abril 16, 2021
El tiempo
Sociedad

Ya hay semáforo para mantener los exámenes de conducir en Écija

La ciudad de Écija tiene un semáforo para continuar siendo sede de los exámenes prácticos del carnet de conducir. Con cargo al Plan Supera IV se ha regulado con un punto semafórico un paso de peatones elevado en la Avenida del Genil con vistas a mantener el examen práctico en Écija como pedían autoescuelas y la Dirección General de Tráfico (DGT).

Desde que en 2013 se eliminó el semáforo de la Avenida Miguel de Cervantes para construir una glorieta, Écija no tenía ninguno de estos elementos de circulación y, por tanto, no cumplía los requisitos para que se pudieran desarrollar en la ciudad los exámenes prácticos del carnet de conducir.

El semáforo instalado – dos, en realidad – regula un paso de peatones en la puerta de acceso al aulario de infantil del colegio público Miguel de Cervantes. “No es un punto semafórico como tal, pero dada la densidad de tráfico en la Avenida del Genil y la proximidad del colegio, hubo técnicos de la DGT que nos dieron el OK a este punto como lugar adecuado para instalarlo”, explica la concejala de Seguridad Ciudadana y Movilidad, Rosa Pardal.

La edil apunta que “Écija es una ciudad que está bien regulada de tráfico”, pero necesitaba este punto semafórico “que fue demandado por Tráfico” y por las autoescuelas. “Está en una zona bastante saturada de tráfico”, señala Pardal, “y si lo colocábamos como en cualquier otro sitio iba a provocar muchas retenciones”.

Por eso es un semáforo a demanda, que va a estar en doble ámbar continuamente salvo que el peatón necesite cruzar, para lo que deberá pulsar el botón del semáforo “y en segundos se pone en rojo para los vehículos y en verde para que pase el peatón, que tiene unos once segundos para hacerlo”. La luz verde viene además acompañada de señales acústicas para personas invidentes.

La instalación de estos semáforos ha costado unos 34.000 euros, una inversión “para amarrar los exámenes prácticos para la ciudad por lo que suponen”, indica el concejal de Gestión del Espacio Urbano, Sergio Gómez. “Es de gran importancia para Écija ser centro de exámenes prácticos por la cantidad de autoescuelas que vienen aquí y por cómo eso repercute económicamente en nuestra ciudad”, señala el concejal.

La inversión del Supera IV no ha servido únicamente para instalar este punto semafórico en la Avenida del Genil, sino que ha permitido colocar pasos elevados en puntos que “estaban provocando problemas de tráfico, en la bifurcación de la Avenida María Auxiliadora con El Carmen, en la zona cercana a residencia de personas con discapacidad, Prodis, que no era un lugar seguro para transitar, en El Valle, en una zona de avenidas largas donde los coches cogían bastante velocidad y hay también centros escolares cercanos y en la Avenida de la Libertad y en Tomas Beviá”, concluye Ramos.