octubre 20, 2021
El tiempo
Sociedad

El Casino adapta su planta baja a personas con movilidad reducida

El edificio del Casino de Artesanos ya está adaptado a personas con discapacidad. Al menos en su planta baja, la zona más utilizada de este edificio del centro histórico de Écija, emplazado frente al Palacio de Benamejí, sede del museo municipal.

La directiva del Casino ha llevado a cabo obras para adaptar una entrada para personas con movilidad reducida en una de las fachadas laterales del edificio. Ese mismo acceso, para personas con discapacidad física, en el que se ha colocado una rampa (en la fotografía), se ha habilitado como salida de emergencia.

El presidente del Casino de Artesanos, Rafael Rodríguez, explica que el acceso adaptado se ha habilitado en un lateral del edificio “porque los técnicos nos explicaron que la entrada principal era tan elevada que una rampa ahí debería tener una pendiente tan grande como toda la longitud del salón principal”, al que, por tanto, se cortaría el acceso para las personas con movilidad reducida.

Además de habilitar esta rampa en una de las puertas del Casino de Artesanos, el edifico cuenta también ya con aseos adaptados para personas con movilidad reducida, algo a lo que obligaba también la normativa, tal y como ha explicado el presidente de la entidad.

“Ahora mismo, toda la zona pública del Casino está adaptada a las necesidades de las personas con discapacidad”, señala Rodríguez, que indica que “faltan algunas cositas, como un ascensor para poder acceder a la planta alta del edificio”, una zona a la que, en la actualidad, todavía no pueden acceder las personas con movilidad reducida.

La sociedad Casino de Artesanos de Écija – actualmente constituida en asociación cultural – funciona desde octubre de 1862. El edificio que ocupa es del siglo XIX, aunque en él se llevaron a cabo diferentes reformas en las primeras décadas del siglo XX.