septiembre 27, 2021
El tiempo
Política

El Ayuntamiento exige a Aqua Campiña firmar la paz con la plantilla

El Ayuntamiento de Écija instará a Aqua Campiña, la empresa responsable del suministro y depuración de agua, a que aplique el convenio laboral tal y como le exige una sentencia judicial del pasado mes de mayo. David García Ostos, alcalde de la ciudad y presidente del consejo de administración de la empresa, quiere que se apruebe esta cuestión el próximo 8 de agosto.

En el consejo de administración de Aqua Campiña previsto para ese día está previsto debatir la recomendación a la dirección de la empresa de abastecimiento de agua para que cumpla la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) de mayo pasado que obliga a aplicar el convenio laboral propio que la empresa no cumple desde enero de 2014.

El consistorio quiere así que la dirección de la empresa garantice la paz social con los trabajadores y, en consecuencia, el buen servicio a los ciudadanos. Considera el Gobierno local (PSOE), que la dirección de Aqua Campiña debe empezar a aplicar el convenio, negociar cada caso concreto de reparación de los derechos laborales y salariales que hubieran sido lesionados por la no aplicación del convenio y, en todo caso, sentarse con la plantilla para solucionar el conflicto abierto por el incumplimiento del convenio propio durante más de dos años.

En concreto, la intención de García Ostos como presidente del consejo de administración de Aqua Campiña es que la dirección de la empresa acepte cumplir la sentencia del TSJA y se cree una comisión mixta formada por directiva y plantilla que se encargue de concretar la forma en que se cumpla el fallo judicial.

Esta comisión mixta debe fijar los términos de la negociación necesaria para alcanzar los objetivos de racionalización del gasto y de eficiencia de los recursos, además de garantizar la paz social que el equipo de gobierno considera imprescindible para que Aqua Campiña preste sus servicios de la mejor forma.

El TSJA falló el pasado mes de mayo a favor de la reclamación de la plantilla de Aqua Campiña y condenó a la empresa a aplicar el convenio propio, lo que para el equipo de gobierno significa que debe restituir los derechos laborales y salariales perdidos por los trabajadores por la decisión unilateral de la dirección de Aqua Campiña de rebajar sueldos, entre otras cuestiones.