octubre 20, 2021
El tiempo
Cultura

Écija sumará dos conventos a su nómina de edificios protegidos

El proceso para declarar Bien de Interés Cultural (BIC) los conventos de Santa Inés del Valle y Santa Florentina empezará antes de final de año. Técnicos municipales colaboran con la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía para que esta inicie el trámite antes de que acabe 2016.

Una vez concluya esa declaración, Écija contará con cuatro conventos catalogados como BIC. Santa Inés del Valle y Santa Florentina se sumarán al convento de San José – conocido como Las Teresas – que cuenta con el máximo nivel de protección desde 1931, y Las Marroquíes, que es BIC desde 2009.

“El Ayuntamiento se ha ofrecido a la Consejería de Cultura para iniciar el proceso, y ayudar a la culminación del mismo”, señala el concejal de Gestión del Espacio Urbano, Sergio Gómez, que detalla que el consistorio y la administración autonómica colaboran mutuamente para ir adelantando el trabajo previo al inicio del expediente que debe terminar otorgando a ambos conventos la catalogación de BIC.

Santa Florentina – uno de los edificios mudéjares que más elementos conserva, incluso algún lienzo de muralla – ya fue objeto de un expediente para declararlo BIC, en 1991, pero no llegaron a culminar los trabajos. Por su parte, el convento de Santa Inés del Valle, en muy mal estado de conservación, según los expertos, tiene “un patio mudéjar de lo más canónico y una iglesia de estilo manierista”, afirma el arquitecto municipal Fernando Beviá González.

“Écija también tiene mucho de ciudad conventual”, señala Beviá, “el caserío urbano crecía a partir de los conventos que, en muchas ocasiones, ocupan manzanas enteras”. A finales de septiembre está prevista una reunión entre la Consejería de Cultura y el Ayuntamiento de Écija para que los técnicos del segundo trasladen a la primera toda la información que se está recabando sobre el estado de conservación de los dos futuros bienes patrimoniales.

Tras los conventos, la línea del horizonte. El Ayuntamiento astigitano no quiere cerrar la nómina de BIC con Santa Inés del Valle y Santa Florentina, sino que, una vez concluya la tramitación del más alto grado de protección para ambos conventos, quiere conseguir también la máxima catalogación para el conjunto de torres y espadañas de la ciudad, “el horizonte típico de Écija y quizá el elemento que más nos caracteriza y nos distingue”, afirma Sergio Gómez.

La declaración como BIC del horizonte de torres y espadañas ecijanas “tutelará nuestro paisaje para evitar que en el futuro se construya algo que tape las vistas de esa línea del horizonte”, concluye Beviá.