octubre 21, 2020
El tiempo
Sociedad

Más de cien personas condenan la agresión a una enfermera del HAR

Más de un centenar de profesionales y usuarios del Hospital de Alta Resolución (HAR) de Écija se han concentrado esta mañana para condenar la agresión sufrida el pasado fin de semana por una profesional de enfermería de este centro hospitalario en el desempeño de su labor asistencial.

Así lo ha indicado en un comunicado el Sindicato de Enfermería (Satse) de Sevilla, convocante de la misma, que denunció este lunes dicha agresión, ocurrida el pasado sábado en las urgencias del HAR de Écija. Un acto de violencia que califica de “repulsivo y que no va a admitir en ningún caso”, porque, señala, “tolerancia cero ante las agresiones”.

En concreto, según ha explicado Satse, “la agresión fue por parte de una familiar de un paciente, comportamiento completamente inaceptable, la cual agredió a la profesional, a la que le proporcionó una mordedura en el brazo, sin que la agresora mediara palabra con la enfermera agredida. Tras el suceso, la profesional procedió a interponer la correspondiente denuncia ante las dependencias policiales, y actualmente se encuentra de baja laboral por accidente de trabajo”.

Ante esta situación, el Sindicato de Enfermería recuerda a los profesionales sanitarios la importancia de denunciar cualquier tipo de agresión que puedan sufrir, ya que “es el mejor instrumento para disuadir a los posibles agresores”. Y, una vez denunciado, prosigue, “es imprescindible seguir los pasos que vienen recogidos en el Plan de Prevención y Atención de Agresiones para los Profesionales del Sistema Sanitario Público de Andalucía”.

Además, hay que recordar que para Satse es “indispensable” que los profesionales desarrollen su labor en unas condiciones de seguridad adecuadas, por lo que desde el año 2005 lleva desarrollando una campaña permanente de sensibilización, bajo el lema ‘La agresión no es solución’, con la que se anima a los profesionales a denunciar las agresiones verbales, las más frecuentes, así como las amenazas o agresiones físicas.

De igual manera, la campaña está dirigida también a los ciudadanos ya que “es fundamental que éstos tomen conciencia de esta grave problemática”, concluye Satse.