octubre 28, 2020
El tiempo
Sociedad

Abierto el plazo para comprar parcelas para VPO en Santa Inés

Hasta el próximo 24 de junio tienen de plazo las empresas interesadas en comprar las dos parcelas de propiedad municipal del sector de Santa Inés que el Ayuntamiento de Écija ha sacado a la venta para construir viviendas de protección oficial (VPO) en régimen especial.

La venta de estos terrenos quedó desierta en un primer momento, por lo que el Gobierno local (PSOE), decidió bajar el IVA de las mismas con el fin de “hacer más atractiva su compra”. En mayo pasado se aprobó un nuevo expediente de contratación  para  la  enajenación de las dos parcelas, que acaba de ser publicado en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), lo que abre el plazo para la presentación de ofertas.

En concreto, el consistorio va a rebajar el IVA de estos terrenos en seis puntos, del 10% al 4%, con lo que abarata el coste final de las parcelas y también el de las viviendas que espera se construyan en estas. “Con esta medida, lo que se consigue es abaratar el precio final de las parcelas y también el de las viviendas una vez construidas”, señala el portavoz municipal del PSOE, José Antonio Rodríguez, que indica que “ya existen entidades dispuestas a comprar estas parcelas en estas nuevas condiciones económicas”, con lo que el Ayuntamiento confía en poder evitar que la adjudicación vuelva a quedar desierta.

Estas parcelas, en la zona de Santa Inés, salieron a concurso el pasado 27 de enero pero no han encontrado comprador. Son de titularidad municipal y tienen 408 y 392 metros cuadrados, respectivamente. Según el Ayuntamiento, entre ambas podrían sumar un total de 25 viviendas de protección oficial.

Con la rebaja del impuesto no varía el precio de venta de los terrenos – 132.140,62 euros uno y 122.268, 43 el otro – pero sí el porcentaje del IVA, cuya rebaja va a permitir bajar también el precio final al que salgan al mercado las viviendas una vez construidas, según la estimación del Gobierno local.

La intención del equipo de gobierno es que, una vez adjudicadas y comenzada la obra de urbanización, las viviendas de protección oficial estuvieran construidas en un plazo estimado de un año y medio.