octubre 20, 2020
El tiempo
Política

El pleno pide a Aqualia que devuelva 643.000 euros a Aqua Campiña

El Ayuntamiento de Écija va a pedir a la empresa responsable del abastecimiento y la depuración de agua, Aqua Campiña, que vuelva a pagar un interés referenciado al Euribor en lugar del interés fijo de 5,6% que aprobó en mayo de 2012 el consejo de administración de la empresa para devolver el préstamo a Aqualia, la empresa matriz.

Aqualia tendrá que devolver a Aqua Campiña un total de 643.989 euros, cobrados de forma irregular por ese aumento del interés en la devolución del préstamo, algo que vulneraba el acuerdo de julio de 2001 por el que se formaba la empresa de abastecimiento de agua, participada en un 10% por el Ayuntamiento de Écija pero con el 90% de su capital privado.

Ese cambio en el interés fijo supone un incumplimiento del acuerdo de 2001, según el alcalde de Écija, David García Ostos (PSOE), que ha avanzado en el pleno ordinario de mayo que “esto no va a parar aquí”, aunque no ha avanzado qué otras medidas planea tomar su equipo de gobierno.

La aprobación de este trámite ha provocado un agrio debate al reclamar el concejal de Fuerza Ecijana (FuE), Ángel García, la dimisión del viceportavoz municipal del PP, Ricardo Gil-Toresano, alcalde de Écija cuando se aprobó el aumento en el interés para devolver el préstamo, además de iniciar acciones judiciales por este asunto “por si fuera constitutiva de delito”.

FuE también reclamó remunicipalizar el servicio de agua, propuesta en la que también incidieron IU y Écija Puede-Podemos. El edil de IU, David Delis, acusó a la empresa Aqualia de “llevarse 643.900 euros” y de llevar a cabo “un saqueo en toda regla, de llevarse calentito el dinero de los ciudadanos de Écija”.

Por su parte, Valle Fernández, de Écija Puede-Podemos, señaló que “esto va más allá del servicio, supone modificar las cláusulas por las que se contrató el servicio para justificar recortes, despidos y la pérdida de calidad de este con la excusa del equilibrio financiero”.

Similares argumentos empleó la portavoz del PA, Mónica Bascón, que entiende que el incumplimiento del acuerdo de 2001 abre la puerta a la posible ruptura del contrato de concesión del servicio por “las prácticas desleales de la empresa” Aqua Campiña.

El ex alcalde del PP, Ricardo Gil-Toresano, lamentó el “ataque coordinado” que quiso ver contra él en el debate y negó la mayor. “Estoy deseando que se vea en un juzgado para que se acabe con tanta demagogia como la de hoy aquí”, retó el viceportavoz popular, que achacó el tono del debate a que “estamos en época preelectoral”.

Por último, el PSOE pidió consenso en torno a la propuesta. Aunque no descartó acciones jurídicas, el concejal de Gestión del Espacio Urbano, Sergio Gómez, aseguró que “no iremos buscando sangre, sino resarcimiento” porque “lo que estamos debatiendo es modificar las condiciones del préstamo y que se devuelvan las cantidades indebidamente cobradas”.

García Ostos entiende que el dinero cobrado de más por Aqualia a Aqua Campiña no se ha cobrado a los ciudadanos de Écija y sostiene que debe servir para equilibrar la cuenta de gastos de la empresa del agua para evitar “la posibilidad de que Aqualia pueda tomar la decisión de aumentar la tarifa del agua”.