noviembre 21, 2019
El tiempo
Sociedad

Écija inaugura el peregrinar de hermandades sevillanas a El Rocío

Como cada año, la hermandad rociera de Écija ha sido la primera de la provincia de Sevilla en ponerse en camino hacia la Aldea del Rocío con motivo de la Romería 2016. Ha salido este sábado, 7 de mayo, y llegará a la aldea almonteña el sábado, día 14, en el camino número 40 de su historia.

Écija, número 43 de las filiales y que cuenta con unos 130 peregrinos, ha celebrado su misa de romeros a las 9.00 horas en la parroquia de Santa María Nuestra Señora. Tras la eucaristía, inicia el camino, que este año tiene un nuevo recorrido por las calles de la ciudad astigitana.

Así, si el año pasado los romeros salieron de Santa María en dirección al barrio de El Puente, en esta ocasión, se han dirigido al de La Victoria por el arco de Santa María y por Mendoza. Luego han hecho su habitual parada en la iglesia de Santiago y han buscado, por Puerta Osuna, la calle Ancha, para hacer una visita a la residencia de ancianos privada de la Fundación La Madre.

Tras esto, la hermandad del Rocío de Écija buscará la calle San Juan Bosco para dirigirse a El Carmen, donde se lleva a cabo el ritual de subir a los niños a la carreta del simpecado, y a la Plaza del Matadero, donde tienen previsto rezar el Ángelus.

En el Matadero, los romeros ecijanos abandonan el casco urbano y se dirigen a Villanueva del Rey, donde paran a mediodía y luego siguen por la tarde hasta pasar la vecina localidad de La Luisiana. En una fina a dos kilómetros de esta tienen previsto hacer noche tras la primera jornada. El domingo, entrará en la localidad de Fuentes de Andalucía para visitar la residencia de las Hermanas de la Cruz.

El miércoles por la tarde esperan los rocieros ecijanos cruzar el Guadalquivir por Coria y el vado del Quema el viernes por la mañana. El sábado llegarán a eso de las cuatro de la tarde al puente del Ajolí y se presentarán a la hermandad matriz de Almonte sobre las seis de la tarde. El martes 17, los romeros volverán a Écija, visitando a la patrona, la Virgen del Valle, en la iglesia de Santa Cruz.