noviembre 21, 2019
El tiempo
Cultura

Buscan abrir un centro de interpretación de la Semana Santa ecijana

La red de municipios Caminos de Pasión, de la que Écija vuelve a formar parte, busca un centro de referencia de la Semana Santa para explicar “qué es y cómo se siente” la celebración en cada uno de los diez municipios que forman parte de este programa de promoción turística de la Semana Santa.

La idea es que los turistas tengan en cada municipio uno o varios espacios de interpretación, para conformar una red con el objetivo de desestacionalizar este producto turístico que combina actividades temáticas religiosas con patrimonio artístico, gastronomía o artesanía, y atraer visitantes todo el año y no solo en Semana Santa.

Según la concejala de Desarrollo y Empleo, Fátima Espinosa, se trabaja desde Caminos de Pasión en “apoyar la apertura de un recurso local, ya abierto o que se vaya a abrir, con señas de identidad propias del municipio” y que muestre y represente “los valores y el patrimonio de la Semana Santa local”.

La búsqueda de este centro de interpretación de la Semana Santa se hace de acuerdo con los agentes implicados en la misma. “No decidimos nosotros, sino el Consejo General de Hermandades de Écija y Caminos de Pasión”, expone la edil.

La apertura de este espacio de interpretación, que podrían ser más de uno, según Espinosa, está prevista a corto plazo y debe abrir como mínimo los fines de semana y días festivos, incluidos los de la Cuaresma. Aunque la red de Caminos de Pasión aportaría unos 2.000 euros para financiarlo, este centro debería ser sostenible económicamente.

Así, el visitante tendría en cada municipio un centro de referencia en que se le explicará “qué es, cómo se vive y cómo se siente” la Semana Santa de ese municipio. Además, las localidades contarán con una nueva señalización turística que, “excediendo lo habitualmente señalizado”, alerta también de plazas o rincones especialmente significativos para las Cofradías y de espacios en los que degustar gastronomía de Cuaresma, encontrar repostería propia de la época o talleres de artesanos de orfebrería, velas o bordados.