julio 22, 2019
El tiempo
Política

El PSOE quiere aprobar el presupuesto municipal antes de Semana Santa

El Gobierno local (PSOE) ha hecho llegar a los grupos municipales de la corporación un borrador de los presupuestos del Ayuntamiento de Écija para este año, que quiere someter a debate la próxima semana, en un pleno extraordinario, y tenerlos aprobados antes de la próxima Semana Santa.

Según la viceportavoz municipal del PSOE, Fátima Espinosa, el equipo de gobierno “está trabajando para que los presupuestos de 2016 se aprueben con el mayor consenso posible” y con la vista puesta en que las cuentas se aprueben en un pleno extraordinario la semana que viene, para que “antes de Semana Santa pueda tener Écija sus presupuestos”.

“Es la primera vez que se entregan con tantos días de antelación, para que la oposición pueda estudiarlos y respetando sus procesos internos”, asegura Espinosa, que entiende que una semana “es tiempo suficiente” para la oposición, con la que quieren contar, según la edil del PSOE.

“Tanto desde economía como desde el resto de áreas municipales estamos a su disposición en el momento que quieran para explicarles y que nos vayan haciendo sus aportaciones”, afirma la concejala de Desarrollo Socioeconómico, “y vamos trabajando de forma conjunta todo lo que queda de esta semana y la que viene”.

El pleno extraordinario para debatir los presupuestos no tiene una fecha fijada, según el PSOE, que maneja finales de la semana que viene. Esta depende “de que no haya ningún problema y si [la oposición] nos presenta aportaciones que nos dé tiempo a modificarlo”, según Espinosa, para quien los presupuestos “tenemos que hacerlos conjuntamente, no es decisión nuestra solamente”.

El PSOE prevé ingresar para este año 34,20 millones de euros, casi 2,4 menos que el año pasado, y gastar 33,55 millones, 1,74 menos que en el pasado ejercicio. El gasto de personal sigue siendo el mayor, aunque baja de los casi 12 millones del año pasado a 10,26 en las previsiones del Gobierno local.

En cuanto a las previsiones de ingresos, aumentan en 150.000 euros las de impuestos directos – IBI, impuesto de circulación, etc. – y bajan en 1,61 millones las transferencias corrientes del Estado y de la Comunidad Autónoma. Las inversiones previstas bajan en unos 590.000 euros, de los 3,28 millones en 2015 a 2,69 para 2016.