septiembre 18, 2019
El tiempo
Sociedad

El nuevo hospital estará a pleno rendimiento el 1 de abril

El nuevo centro hospitalario de alto rendimiento y especialidades (chare) de Écija estará a pleno rendimiento el próximo 1 de abril. Según la Empresa Sanitaria Bajo Guadalquivir, para entonces se habrá completado la mudanza desde el hospital San Sebastián, que está previsto empezar el 21 de marzo.

Alrededor del 85% de los equipos del centro sanitario son nuevos. La cartera de servicios del nuevo hospital es la misma que la del San Sebastián con el matiz de que los servicios de rehabilitación y fisioterapia se prestarán en el nuevo edificio, en el que trabajará una plantilla de unos 200 profesionales médicos más otros 50 de mantenimiento, seguridad o comedor, entre otros.

Según Manuel Huerta, gerente de la Empresa Sanitaria Bajo Guadalquivir, el calendario elegido para el traslado no es casual, sino que busca que se vea afectado por la mudanza el mínimo posible de servicio. “Va a ser un esfuerzo muy importante, el traslado se va a hacer en solo once días”, señala Huerta, “tenemos cuatro días festivos en que la actividad asistencial programada no será necesario alterarla”.

Sí que se van a suspender las consultas de especialistas los días 28, 29, 30 y 31 de marzo, una suspensión que “va a tener un impacto muy relativo porque es por citas y ya se están haciendo todas las citas para el nuevo edificio”, señala Huerta, que estima que la afectación de esa suspensión “va a ser muy pequeña”.

En mayor medida se verá afectada la actividad quirúrgica programada, que dejará de prestarse Lunes, Martes y Miércoles Santo y los días 28, 29, 30 y 31 de marzo, “porque hace falta hacer todo un trabajo relacionado con el traslado de algunos quirófanos y estos tienen que seguir un proceso de esterilización, limpieza y control microbiológico para garantizar que su recomienzo se hace en condiciones de seguridad técnica y de contaminación debidas”.

“No nos preocupa demasiado porque también es una actividad programada y gracias al esfuerzo de los profesionales del hospital actual, nosotros no tenemos lista de espera y nos podemos permitir alterar nuestro trabajo cotidiano una semana”, destaca Huerta.

El responsable de Bajo Guadalquivir también explica que la actividad en Urgencias no va a sufrir alteraciones “porque el 31 producimos el cambio de un hospital a otro y van a coexistir los dos servicios”, de manera que van a existir urgencias en el San Sebastián hasta la mañana del 31 de marzo y desde esa misma mañana también en el nuevo centro hospitalario. El mismo 31 de marzo se trasladará al nuevo hospital a los pacientes ingresados en el San Sebastián.

Otro servicio que sufrirá alteraciones será el de partos y cirugía urgente. “Los días 29, 30 y 31 no vamos a poder atender ni partos ni cirugía urgente”, explica Manuel Huerta, una atención que se desvía al hospital comarcal de Osuna.