febrero 22, 2019
El tiempo
Sociedad

Un concurso gastronómico para conocer otras culturas

Los estudiantes de la Escuela Oficial de Idiomas (EOI) de Écija participan el próximo jueves, 25 de febrero, en la octava edición de la Jornada Gastronómica que esta institución celebra cada año con motivo del Día de Andalucía.

La idea es que los estudiantes preparen un plato, salado o dulce, según las recetas de las culturas andaluza, francófona y anglosajona, ya que el francés y el inglés son las dos lenguas que se enseñan en la Escuela de Idiomas de Écija. Así, la EOI celebra la diversidad cultural, entendiendo la gastronomía de un pueblo como “una de sus manifestaciones culturales más auténticas y cercanas”.

La jornada tiene carácter de concurso porque los profesores han proporcionado en clase recetas de platos anglosajones y franceses “con el fin de animar a los alumnos a participar activamente en él”. Está previsto entregar cuatro premios: uno al mejor plato salado, otro al mejor plato dulce, un premio al mejor plato que represente a un país de habla inglesa y otro al plato que mejor represente a un país de habla francesa.

Los dos primeros recibirán como premio una cena para dos en un restaurante de la ciudad; los otros, un libro de recetas en inglés y en francés, respectivamente.

Con esta cita, la Escuela Oficial de Idiomas de Écija busca “animar y participar en la vida cultural de Écija, en un afán por seguir afianzándonos como referente de enseñanza de idiomas de carácter público en nuestra ciudad”, tratando de paso de “involucrar a entidades relacionadas con el sector comercial y de empleo, dada la actual demanda coyuntural en este sentido”.

“Desde hace ya tres años la admisión de alumnado en las Escuelas Oficiales de Idiomas de Andalucía está enfocada hacia el sector de población con necesidad de perfeccionar su perfil laboral”, señala la Escuela de Idiomas.

La tarde del jueves 25 se expondrán todos los platos y un jurado, formado por miembros del centro y ex alumnos de la EOI, se encargará de decidir los premios.

FOTO: Archivo