abril 24, 2019
El tiempo
Política

Rechazan el convenio para dar luz eléctrica al nuevo hospital

El Ayuntamiento de Écija tendrá que aprobar un nuevo convenio para ejecutar la acometida eléctrica necesaria para poner en marcha el nuevo hospital comarcal. El Ministerio de Justicia ha informado desfavorablemente el acuerdo aprobado en julio pasado y obliga a aprobarlo con modificaciones.

En concreto, la Abogacía del Estado sostiene que el Ayuntamiento de Écija no puede ceder las competencias expropiatorias y rechaza el convenio, a pesar de que en este no aparece esa supuesta cesión, según sostiene el Gobierno local (PSOE), y a que el texto del acuerdo aprobado en pleno – primero en abril de este año y de forma definitiva en julio pasado – fue supervisado por el propio Gobierno central.

El acuerdo del consistorio con la empresa pública Tragsa es indispensable para poder negociar ante Endesa la construcción de una nueva línea eléctrica que suministre al futuro hospital y a los sectores urbanísticos cercanos, una obra para la que la compañía eléctrica pide el aval de la empresa pública y que se ejecutaría y pagaría en tres años.

Provisionalmente, Endesa se comprometería, ya con el aval de Tragsa, a ejecutar una acometida eléctrica para que el centro sanitario – ya terminado y pendiente del traslado desde el hospital San Sebastián – pudiera entrar en funcionamiento y no se convierta en un ‘edificio fantasma’.

El Ayuntamiento tendrá ahora que pasar por pleno un nuevo acuerdo con Tragsa del que, según fuentes municipales, se va a eliminar cualquier referencia a las expropiaciones – para las que se pedía tan solo la asistencia técnica de la empresa estatal –, que suman alrededor de 34.000 euros de un convenio global de casi 2,2 millones.

Una vez firmado ese nuevo acuerdo (que se espera pasar por pleno el martes 15 de diciembre) se negociará con Endesa la acometida eléctrica provisional para poner en marcha el nuevo hospital. Mientras, se levantará una línea de alta tensión entre Écija y la pedanía de Villanueva del Rey, que el Ayuntamiento pagaría entre este año y 2018.