febrero 17, 2019
El tiempo
Política

Propondrán al pleno anular el título de Hijo Adoptivo a Franco

El Ayuntamiento de Écija ha iniciado el procedimiento para revocar el nombramiento del general Franco como Hijo Adoptivo de Écija y retirarle la Medalla de Oro de la ciudad. Está previsto anular ambos honores al dictador en el próximo pleno ordinario, el 28 de diciembre.

La propuesta se basa en la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, conocida como la Ley de Memoria Histórica, que indica que “el espíritu de reconciliación y concordia, y de respeto al pluralismo y a la defensa pacífica de todas las ideas, que guió la Transición”, da sentido a “las diversas medidas y derechos que se han ido reconociendo en favor de las personas que, durante los decenios anteriores a la Constitución, sufrieron las consecuencias de la guerra civil y del régimen dictatorial que la sucedió”.

Esta ley atiende a que “nadie puede sentirse legitimado, como ocurrió en el pasado, para utilizar la violencia con la finalidad de imponer sus convicciones políticas y establecer regímenes totalitarios contrarios a la libertad y dignidad de todos los ciudadanos, lo que merece la condena y repulsa de nuestra sociedad democrática” y asume la condena del franquismo por el Consejo de Europa firmada en marzo de 2006 en que se denuncian “las graves violaciones de Derechos Humanos cometidas en España entre los años 1939 y 1975”.

“En este sentido, la Ley sienta las bases para que los poderes públicos lleven a cabo políticas públicas dirigidas al conocimiento de nuestra historia y al fomento de la memoria democrática”, señala la propuesta, que recuerda que la Ley de Memoria Histórica también faculta a las administraciones públicas a tomar “las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura”.

La propuesta a pleno cuenta con informes aportados por la Secretaría General del Ayuntamiento y la Archivera Municipal, que recoge que el título de Hijo Adoptivo de Écija se concedió en diciembre de 1936 a Francisco Franco a propuesta del alcalde de Sevilla que, a su vez, se hacía eco de una iniciativa del de Teruel, “para que una vez que haya sido nombrado hijo adoptivo por todos los Ayuntamientos de las provincias que se hallan liberadas, se le pueda conceder el título de Hijo Predilecto de España” al dictador.