marzo 25, 2019
El tiempo
Sociedad

Notifican un “corte de luz” a la vecina que ocupó una VPO

Sevillana Endesa cortará en enero el suministro eléctrico por impago a Ana Belén, la vecina de Écija con dos hijas menores a su cargo que  ocupó sin título alguno una vivienda protegida de la Agencia de  Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), ante la amenaza de  desalojo que pesaba sobre su vivienda de alquiler.

Según la agencia de noticias Europa Press, Ana Belén ha recibido una  notificación relativa al corte del suministro energético en la nueva  vivienda de alquiler en la que reside después de que el Ayuntamiento  astigitano mediase para solventar su situación de ocupación ilegal.

Esta vecina tiene unos 40 años de edad, sufre un  tumor cerebral y residía en una vivienda de alquiler hasta que los  impagos derivados de su difícil situación socioeconómica desencadenaron una denuncia por el propietario de la vivienda en cuestión, que reclamaba el ingreso de las rentas de alquiler  adeudadas por esta mujer.

Como consecuencia de la denuncia, un juzgado habría fijado precisamente para este miércoles el desalojo de  la vivienda, toda vez que ante esta situación, a mediados de octubre Ana Belén optó por eludir el desalojo ocupando sin título alguno una  vivienda “vacía” de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de  Andalucía.

Dado que Ana Belén no contaba con título ninguno para residir en  esta vivienda protegida y la misma contaría incluso con un legítimo  adjudicatario, el Ayuntamiento astigitano, gobernado por David García  Ostos (PSOE), medió en el asunto propiciando que esta mujer  abandonase la vivienda protegida que había ocupado ilegalmente,  proporcionándole un alquiler en una vivienda privada con una renta de 160 euros mensuales y comprometiéndose, según Ana Belén, a ayudarle con 500 euros cada seis meses para sufragar las altas  de la nueva vivienda de alquiler en la electricidad, el gas y el  agua.

Pero a día de hoy, y según ha manifestado la propia Ana Belén, su situación no ha mejorado, dado que junto a sus dos hijas menores de edad, se ha tenido que hacer cargo de otra hija de 23 años y del hijo menor de edad de la misma, su nieto, con lo cual el impago de una factura de electricidad ha motivado que haya recibido una notificación de corte de  suministro de electricidad en la vivienda en enero.

Ana Belén se queja de que el Ayuntamiento astigitano no ha sufragado finalmente las altas de los suministros básicos de la vivienda y sólo le ha entregado 309 euros de los 500 comprometidos para cada semestre, por lo que con un “subsidio de 426 euros” mensuales, tiene que hacer frente a los 160 euros de alquiler, los gastos de electricidad y agua, “comer” y sacar adelante a toda su familia.