abril 26, 2019
El tiempo
Política

El Ayuntamiento de Écija retira honores municipales a Franco

El pleno del Ayuntamiento de Écija ha aprobado revocar el nombramiento del general Franco como Hijo Adoptivo de Écija y retirarle la Medalla de Oro de la ciudad. El primero le fue concedido al dictador en diciembre de 1936 mientras que la Medalla de Oro, compartida con Queipo de Llano y con Falange, la tenía desde 1956.

La propuesta ha tenido el voto favorable de todos los grupos municipales. Se basa en la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, conocida como la Ley de Memoria Histórica, que establece la obligación de las administraciones públicas de retirar menciones que glorifiquen regímenes totalitarios.

“Entendemos que el que estas personas ostenten títulos honoríficos dice poco de una sociedad democrática”, ha expuesto el portavoz municipal del PSOE, José Antonio Rodríguez, para quien “un ayuntamiento democrático tiene la obligación moral de revocar estos honores a quienes no son dingos de tenerlos”.

Para el concejal de Fuerza Ecijana (FuE), Ángel García, se mostró a favor de la medida pero pidió “terminar con esto porque lo importante es el presente”. Por su parte, el edil de IU, David Delis, entendió la retirada de honores a Franco y Queipo como “una cuestión moral de dignificación de las víctimas” del franquismo y “una iniciativa reparadora”.

Desde Écija Puede-Podemos se argumentó que “Écija no puede tener como hijos predilectos a imputados por crímenes contra la Humanidad”. “Este es un paso importante para normalizar una situación anormal”, enfatizó el viceportavoz de la formación, Mario Perea, que pidió “tomar ejemplo de las democracias europeas” en este sentido.

La portavoz del PA, Mónica Bascón, sostuvo que “los ciudadanos tiene derecho a que los símbolos públicos sean lugar de encuentro y no de conflicto entre nosotros”, y abogó por “promover el conocimiento y la reflexión sobre lo que pasó, para evitar la intolerancia y la violación de los derechos humanos.

Por último, el PP entendió que la retirada de los honores municipales a Franco y a Queipo de Llano “procede sobre todo porque hay personas a las que se les ha concedido ese título” y para las que puede suponer un agravio comparativo. “Nos parece magnífico que se haga”, subrayó el portavoz municipal popular, Ricardo Gil-Toresano.