septiembre 21, 2019
El tiempo
Sociedad

Un ascensor y una nueva caldera para el Miguel de Cervantes

El colegio Miguel de Cervantes estrena mejoras a cuenta del Plan de Oportunidades Laborales de Andalucía, el Plan OLA. En concreto, el centro escolar cuenta con un ascensor y se han reparado las cubiertas del edificio de administración y del gimnasio, además de sustituir la caldera.

Con estas actuaciones que se han llevado a cabo en el colegio se ha buscado mejorar la accesibilidad y extender la climatización a todas las aulas, ya que la anterior caldera quedó dañada por las inundaciones de 2013. La mejora de las cubiertas ha consistido en impermeabilizarlas y mejorar su estanqueidad. El ascensor se ha instalado en uno de los patios interiores del aulario, tiene dos paradas y permitirá eliminar barreras arquitectónicas, según los responsables del centro escolar.

Las obras, con un presupuesto de 131.000 euros, se han llevado a cabo durante los meses de verano y, según el director del Miguel de Cervantes, Antonio Rivas, “no han causado molestia alguna a los alumnos ni han interferido en las clases”.

La empresa adjudicataria, Consra XXI, rebajó en 37.000 euros el precio de salida, fijado inicialmente en 168.000, y ha ejecutado las obras por 131.000, incluyendo además mejoras en el proyecto original, que se comprometió a ejecutar con personas contratadas en Écija.

Para la de concejala de Ciudadanía y Educación, Verónica Alhama, es “una gran satisfacción ver las mejoras que se están efectuando en los centros públicos de la ciudad, ya que el Plan OLA ha actuado en estos cuatro últimos años en otras instalaciones educativas de la ciudad, como la mejora de la cocina y el comedor del colegio El Valle, o la construcción de un nuevo aulario de infantil en el Calvo Sotelo”.

Por su parte, la Agencia Pública Andaluza de Educación y Formación señala que esta actuación ha generado en torno a una decena de empleos en el municipio y va a beneficiar a más de 730 escolares astigitanos.