marzo 25, 2019
El tiempo
Sociedad

El economato de la Virgen del Valle atiende ya a 60 familias

Un total de sesenta familias compran habitualmente productos básicos en el economato solidario de la hermandad de la Virgen del Valle, que lleva en funcionamiento cinco meses y que acaba de recibir una ayuda económica de La Caixa de 7.500 euros, la primera que ingresa desde su puesta en marcha.

Con esos 7.500 euros, el supermercado sociocaritativo de la Virgen del Valle cubre los gastos de un mes, según su administrador, Diego Lamoneda, que afirma que quieren intentar llegar a atender a un centenar de familias en este servicio, abierto el pasado verano en la calle Tello, en unas instalaciones anexas al convento de las Filipensas.

El economato funciona gracias a donaciones. Prácticamente el cien por cien de su presupuesto se invierte en la compra de productos a un supermercado local. “Funcionamos gracias a subvenciones en equipamientos y es un dinero que nos ahorramos”, agradece Lamoneda, que también destaca la tarea callada de las voluntarias que atienden el supermercado.

Las familias que acuden a comprar a este economato de la Virgen del Valle son seleccionadas por las seis Cáritas parroquiales – las de Santa María y Santa Bárbara; Santa Cruz; Santiago; San Gil y San Juan Bautista; Nuestra Señora del Carmen; y San Juan de Ávila -, y adquieren los productos de primera necesidad a precio de costo, en concreto por una tercera parte de lo que cuesta en el mercado.

El resto del precio de los productos lo paga la Fundación Virgen del Valle, un organismo constituido por los promotores de la idea para gestionar este economato, en el que colabora también la Archidiócesis de Sevilla.

Para Lamoneda se trata de “invertir en solidaridad, algo que la gente ya está viendo”. El administrador de la Fundación Virgen del Valle sostiene que la sensibilidad social del proyecto es “no dejar a nadie atrás, algo fundamental para demostrar la grandeza de una ciudad y también de un país”.

Lamoneda invita a los vecinos a acercarse al economato a conocerlo. “No hemos querido precipitarnos a la hora de pedir donativos para financiarnos hasta que el economato esté consolidado y la gente de Écija vea que merece la pena”, afirma el administrador, “que lo vean con sus ojos y voluntariamente aporten lo que puedan”.

El economato solidario de la Virgen del Valle cubre el objeto social que se marcó la hermandad en 1998, cuando se coronó a la patrona de Écija. Con las aportaciones que entonces hicieron los fieles más otras donaciones económicas y en especies, la hermandad de la Virgen del Valle y las seis Cáritas parroquiales de Écija han abierto este supermercado para personas en riesgo de exclusión social.