enero 27, 2022
El tiempo
Sociedad

El ecijano con más años, el más joven y el servicio de Gaspar

El ecijano más anciano y uno que acababa de nacer recibieron ayer la visita de los Reyes Magos. Melchor, Gaspar y Baltasar, junto con la Cartera Real, el Gran Visir y Tientapanza, estuvieron con el vecino de más edad y agasajaron a un recién nacido de pocas horas de vida.

Y es que tuvieron tiempo de todo Sus Majestades y acompañantes. Desde las 11.30 horas estaban los Reyes Magos recorriendo Écija, en tren desde por la mañana y en su preceptiva carroza a partir de las 17.30 horas. El tren turístico de la ciudad – el que el año pasado salvó el desfile al sustituir a una carroza que se rompió nada más salir – recogió a los reales personajes, al Gran Visir, la Cartera Real y Tientapanza en el teatro municipal y los llevó a visitar al alcalde, a los usuarios del organismo de atención a discapacitados de Prodis, a los ancianos residentes en Vitalia y en el geriátrico La Madre. Todo antes de dejarlos en el polígono El Limero para iniciar la cabalgata.

No pararon SS.MM. más que media hora para comer, un almuerzo por cuenta de los monarcas, y para visitar a Manuel Soto Herencia, un ecijano de 98 años, que fue enfermero en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla y músico de la banda municipal, y que ahora es el vecino de Écija más anciano.

Y en el hospital San Sebastián, última parada antes de subirse en sus carrozas en El Limero, los Reyes Magos visitaron a los niños que han nacido en las últimas semanas y pudieron entregar un ramo de flores a una vecina que acababa de dar a luz esa misma tarde. Tanto que hasta los reales personajes y sus no menos dignos acompañantes tuvieron que esperar pacientemente en el centro sanitario a que subieran a la habitación a la mujer tras el parto.

Y ya en la cabalgata, toneladas de caramelos – la organización no ha desvelado el número exacto -, más de 4.000 pelotas – el obsequio más ansiado de los que se tiraban desde las carrozas – según diversas fuentes y el simpático detalle del Rey Gaspar repartiendo los balones desde su trono con una raqueta.