octubre 24, 2021
El tiempo
La Campana

Ayudas a 4 familias de La Campana para rehabilitar sus viviendas

La delegada territorial de Fomento y Vivienda, Granada Santos, ha entre-gado a cuatro familias con escasos recursos de La Campana los proyectos de obras para rehabilitar sus inmuebles, que supondrán una inversión de la Junta de Andalucía de 40.515 euros, en concepto de subvención directa y honorarios técnicos.

Con la documentación recibida, los destinatarios podrán iniciar de forma inmediata los trabajos de mejora, una vez obtenida la correspondiente licencia de obras. “El Programa de Rehabilitación Autonómica, donde se enmarcan estas ayudas, está orientado a familias con escasos recursos, de manera que gracias al apoyo económico de la Junta de Andalucía tengan la oportunidad de mejorar sus inmuebles, obras que no podrían afrontar con sus propios medios”, ha explicado Santos, que ha recordado que “la rehabilitación debe ser la actividad económica que impulse y reoriente el sector de la construcción hacia la generación de un empleo estable”.

A través de este tipo de subvenciones, la Consejería que dirige Elena Cortés concede una ayuda pública equivalente al 50% del presupuesto de ejecución de las obras para mejorar el interior de las viviendas. En La Campana serán cuatro las familias que comiencen la rehabilitación de sus viviendas con una ayuda de 19.038 euros para un desembolso total de 40.515 euros.

Las obras que se van a realizar consisten en reparaciones de las estructuras para garantizar la seguridad constructiva de las casas y la modernización de las instalaciones de abastecimiento de agua, saneamiento y electricidad. También se contempla la redistribución interior de los espacios para lograr mayor funcionalidad y aumentar las dimensiones de las estancias, así como mejoras para conseguir más luz natural y ventilación.

Las familias que se acogen a esta medida cuentan con unos ingresos inferiores a 2,5 veces el Iprem (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), lo que equivale a 1.331 euros al mes. Se trata de unidades familiares con niveles de renta no muy elevados, de ahí que en la mayoría de los casos no podrían asumir la reforma sin la ayuda de la Junta de Andalucía.