marzo 3, 2024
El tiempo
Sociedad

De los bizcochos marroquíes a los `dulces de las monjas’

La comunidad de las Florentinas de Écija va a comercializar a partir del 8 de diciembre, fiesta de la Inmaculada Concepción, su ‘dulce de las monjas’, un bizcocho que, según todas las fuentes, sigue la receta del de las Marroquíes, que ya no se elabora ni vende en Écija tras el traslado de las monjas concepcionistas a Osuna.

Las Florentinas han organizado una merienda el próximo 29 de noviembre a las 17.00 horas para dar a probar este dulce, en el convento de la calle Zurcideras. Según fuentes municipales, el ‘dulce de las monjas’ se elabora según la antigua receta de las Marroquíes.

La intención de la congregación de las Florentinas es mantener un dulce conventual similar a los bizcochos marroquíes, que se elaboran y comercializan en Osuna tras el traslado a la Villa Ducal de las monjas concepcionistas y sus enseres de cocina.

Fuentes municipales señalan que las Florentinas no han comercializado antes su ‘dulce de las monjas’ “para no hacer la competencia a la congregación” de las Marroquíes.

El pasado mes de octubre, la única religiosa de las Marroquíes que quedaba en Écija se mudó al convento de la orden concepcionista en Osuna, y con ella la receta de los bizcochos marroquíes. El Ayuntamiento de Écija negocia con el Arzobispado de Sevilla el futuro del convento de la Santísima Trinidad y Purísima Concepción, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), vacío tras marcharse las religiosas.