julio 19, 2024
El tiempo
Política

La recogida de basura saldrá a concurso por 300.000 euros más

El Gobierno local (PP-PA) tiene previsto aprobar el próximo miércoles un nuevo contrato del servicio de recogida de basuras. El precio de adjudicación es de 2.181.570 euros al año, prácticamente el mismo que pagaba el Ayuntamiento de Écija hasta 2012, cuando el PP lo rebajó a 1,8 millones.

Hace dos años, el Gobierno local rebajó en 300.000 euros el coste del servicio de recogida de basuras y luego el recibo de la misma en un 1%, una rebaja poco significativa, como reconoció en su momento, que resultó de una inspección y una depuración del padrón que demostró que “había 2.500 puntos en Écija que no pagaban por la recogida de basuras”.

El nuevo contrato que se quiere aprobar en el pleno de julio estima el valor del servicio de recogida de basuras y limpieza viaria en 32,7 millones de euros (29,7 más impuestos) por 120 mensualidades más otras 60 de prórroga. Se pueden presentar ofertas a la baja que se sitúen en torno a un 10% del precio de salida.

El incremento del coste del servicio se basa en la ampliación del padrón municipal y en mejoras ambientales. La propuesta justifica de forma resumida el nuevo precio en mejoras tecnológicas del servicio, la reducción de costes, mejoras medioambientales (como la supresión del bolseo, entre otras cuestiones), y el incremento de la frecuencia de barrido de calles.

El pasado mes de mayo, el equipo de gobierno ya expresó su idea de ampliar las zonas a las que llegue la recogida de residuos y renovar la flota de vehículos y los contenedores de basura, aprovechando que el contrato con la actual concesionaria, Ecilimp, expira el 13 de noviembre próximo, tras la prórroga concedida en diciembre de 2011.

“Queremos llegar a todas las zonas de la ciudad tratando de mantener los medios actuales, pero renovando los camiones y con la colocación de nuevos contenedores más modernos”, explicaba hace tres meses el concejal de Medio Ambiente, Carlos Onetti (PP).

La intención del equipo de gobierno es mejorar los vehículos de recogida de basuras para poder liberar personal, que se destinaría a la limpieza viaria, para reforzar esta y evitar despidos, aunque la propuesta incluye la subrogación del personal destinado a la limpieza viaria y la recogida de basuras.

También se pretende fomentar el reciclaje de residuos, instalando contendedores para ello y penalizando a quienes no separen la basura, según fuentes municipales.