enero 20, 2022
El tiempo
Política

El alcalde reclama a la Junta 111.000 euros de un taller de empleo

El alcalde de Écija, Ricardo Gil-Toresano (PP), reivindica en la delegación provincial de la Consejería de Educación el pago de deudas pendientes de la Junta de Andalucía con el Ayuntamiento, en concreto, el pago de 111.000 euros por el taller de empleo de Creación de Productos Turísticos.

El primer edil ha acudido al encierro que los alcaldes de Guadalcanal, Jesús María Martínez (PP); Villanueva del Río y Minas, Francisco Barrera (Unión Minera); Pruna, Francisco López (PA); y José María Rodríguez (PA), teniente de alcalde de Coria, mantienen en dependencias de la delegación de Educación para reclamar que la Junta pague el dinero que debe por talleres de empleo que ya han clausurado o que tienen en marcha.

Afirma el Ayuntamiento en un comunicado que las deudas pendientes cuyo pago reclaman estos ediles “agravan la situación de las arcas municipales”. Gil-Toresano ha decidido secundar esta protesta, “ya que Écija también sufre la discriminación de trato de la Junta de Andalucía”, afirma el regidor.

“La Junta de Andalucía debe al Ayuntamiento de Écija 111.000 euros, correspondientes al taller de empleo de Creación y Desarrollo de Productos Turísticos que finaliza a final de este mes y que debería haber abonado en enero”, explica Gil-Toresano.

Para el alcalde de Écija, hay una discriminación de la administración autonómica hacia Écija, de la que son “claro ejemplo, la paralización de las obras del arroyo Argamasilla cuando comenzó a gobernar el Partido Popular en la ciudad, o cuando negó la ayuda de 100.000 euros por los daños provocados por las inundaciones del pasado año, después de aprobarlas inicialmente”.

“El último ejemplo ha sido el intento en reiteradas ocasiones de ponerme en contacto con el delegado provincial de Educación, Francisco Díaz Morillo, sin éxito alguno”, algo que “demuestra que la Junta de Andalucía trata a los ciudadanos según el color político de sus gobernantes”, concluye Gil-Toresano.