marzo 4, 2021
El tiempo
Cultura

El inacabado pregón de un cofrade con túnica corta

Como anticipó en la entrevista publicada en ‘PASOS’, Pablo Colón Perales ha ofrecido un pregón “necesariamente incompleto e inacabado”. El pregonero de la Semana Santa ecijana de 2014 ha optado por “el respeto mejor que el atrevimiento” para parar su narración cofrade “en la víspera de la Semana Santa”.

Pablo Colón ha parafraseado al sevillano Romero Murube para decir que “la Semana Santa no llega, aparece”, y la ha situado “en el territorio de la memoria” para desgranar vivencias cofrades porque “la vivencia es el corazón de la memoria y la Semana Santa es lo que ha ido enseñando la mano que acompaña”.

El de Pablo Colón ha sido también el pregón de un sacerdote, que ha pedido “estar con los que sufren” y ha señalado a las hermandades como “depósitos de la fe”. “Nuestras corporaciones son espacios privilegiados para vivir el mandato de la fe, la hermandad es tiempo, memoria aprendida y memoria amada”, ha dicho Pablo Colón, que se ha definido como “un pregonero con la túnica corta”.

“Importa más la parte que el todo”, ha pregonado el que fuera sacerdote de San Gil, Santa Ana y San Juan, que ha asumido ante el respetable “no poder tocar” la Semana Santa ecijana. “Ahora el pregón es vuestro, siempre debió ser así”, concedió el pregonero. “Los albaceas de esta cofradía son solo ustedes, asumo eso; en vuestras manos está ese pregón, llevadme vosotros de la mano, contadme las mecidas que no vi y las revirás que echo de menos”, pidió.