marzo 8, 2021
El tiempo
Política

Dos empresas optan a gestionar y mantener el alumbrado público

Las empresas Aeronaval de Construcciones (Acisa) y la Unión Temporal de Empresas (UTE) Enel Sole-Endesa Ingeniería son las dos empresas que optan a hacerse con la gestión y el mantenimiento del alumbrado público durante los próximos quince años.

El pleno de la corporación ha aprobado el procedimiento de contratación e invitado a ambas empresas a presentar su oferta final para hacerse con la gestión integral del servicio, con el voto favorable del Gobierno local (PP-PA), la abstención del PSOE y el voto en contra de la única concejala de IU.

La fórmula de contratación del mantenimiento y gestión de la iluminación pública es la colaboración público-privada. Según el concejal de Urbanismo y Hacienda, Rafael Serrano (PP), el Ayuntamiento de Écija pagará 600.000 euros anuales durante los quince años que una de las dos empresas privadas estará gestionando el alumbrado público.

“Eso supone ya un ahorro de 60.515 euros, ya que actualmente nos cuesta la iluminación púbica 660.515 euros al año”, apunta Serrano. Aparte, la empresa que se adjudique el contrato costeará el cambio de luminarias con una inversión prevista de 2,8 millones, según el equipo de gobierno.

Populares y andalucistas justifican el cambio de modelo de gestión en el ahorro de la factura eléctrica municipal y en criterios ecológicos, ya que las lámparas que se van a instalar – unas 6.800, la totalidad de las luminarias de la ciudad – cumplen la normativa europea y autonómica de eficiencia energética.

“En el casco histórico incluso se van a cambiar los brazos de las farolas por otros acordes con el entorno”, apunta Serrano, que indica que también se cambia el sistema de gestión del alumbrado, “centralizando y programando incluso la intensidad lumínica, para regularla según convenga a la ocasión”.

Las empresas invitadas al concurso tienen veinte días para presentar sus ofertas finales. De acuerdo a los plazos legales establecidos, el concejal de Urbanismo y Hacienda calcula que en mayo podría estar adjudicada la gestión integral de la iluminación pública “y en seis meses a partir de la adjudicación tienen que estar cambiadas todas las luces”, por lo que antes de final de año estarían instaladas las nuevas luminarias.