mayo 12, 2021
El tiempo
Política

Cierran la Nocturna con tirón de orejas a Deportes y Movilidad

 No habrá sanciones por la suspensión de la IX Carrera Nocturna Ribera del Genil. Justo al cumplirse un mes de la celebración de la carrera, el alcalde de Écija, Ricardo Gil-Toresano (PP), ha presentado sus conclusiones sobre lo ocurrido repartiendo culpas entre las concejalías de Deportes, que gestiona el PA, y de Movilidad, en manos del PP.

Gil-Toresano ha señalado cuatro faltas en la gestión de la carrera: la acumulación de eventos ese día, 8 de junio, que dejó al Ayuntamiento sin vallas suficientes para delimitar un carril para los corredores, como era obligatorio; la ausencia de un responsable de los servicios de mantenimiento en la reunión de coordinación de la prueba, cuatro días antes; el poco tiempo con que la policía local se presentó a inspeccionar el recorrido de la Nocturna; y que un responsable de la concejalía de Deportes no inspeccionara “o mandara inspeccionar” el recorrido horas antes”.

“Vistos los fallos, tienen fácil corrección”, entiende Gil-Toresano, que ha avanzado que, a partir de ahora, la policía local inspeccionará el recorrido de la prueba “un mínimo de dos horas antes de la salida”, como también ordena que lo haga la concejalía de Deportes. Además, un responsable de mantenimiento asistirá a las reuniones de coordinación a partir de ahora.

El regidor ha asumido su responsabilidad por esos errores, “y me voy a encargar de que no vuelva a pasar”, pero descarta “depurar responsabilidades” ni sancionar a ningún trabajador municipal. Antes al contrario ha pedido disculpas a los corredores y a los policías y demás trabajadores “que hicieron un trabajo magnífico ese día y que sufrieron insultos”, aunque reconoce “contradicciones” en las versiones ofrecidas por distintas partes.

Gil-Toresano también reconoce una falta de coordinación que asume como un error propio. “No puede ser que cada uno vaya a su bola”, ha dicho el alcalde, que asegura que su socio en el equipo de gobierno, el PA, no le ha pedido que cese al jefe de la policía local. “Ellos saben que eso no va a servir de nada y que no acepto presiones”, afirma el primer edil.