mayo 18, 2021
El tiempo
Política

Écijanova no va

La empresa única municipal, Écijanova, en la que el Gobierno local (PP-PA) quiere unificar todas las empresas públicas, empezará a funcionar a principios de abril. Pero lo hará sin integrar a las dos principales empresas municipales, la de Urbanismo (EMU) y la de Desarrollo y Empleo (Sedesa).

Fuentes municipales confirman que Écijanova integrará “de momento” a los trabajadores de las fundaciones del teatro municipal y el museo, del cementerio y de Écija Comarca TV. Las plantillas de la EMU y de Sedesa no pasarán a la nueva entidad mercantil hasta un futuro que no se concreta oficialmente pero que depende de que Urbanismo está bajo administración concursal y de la situación de Sedesa, para la que el Gobierno local (PP-PA) acaba de pedir el concurso de acreedores.

Eso supone que Écijanova S.L. echará a andar sin el 80% de su supuesto personal (un total de 135 trabajadores) y que, además, hasta que la EMU y Sedesa no se integren en la nueva entidad – algo que podría retrasarse hasta pasado el verano de 2013, según diversas fuentes -, coexistirán tres empresas públicas con idéntico o similar objeto social, ya que la empresa única sustituye, sobre el papel, a toda la estructura periférica del Ayuntamiento ecijano.

Sólo hay presupuesto para tres meses. Otra derivada del retraso en la puesta en marcha de Écijanova es que el Gobierno local sólo presupuestó para este año tres meses de sueldo para la EMU, Sedesa y el resto de empresas públicas, al estimar que en abril estarían todas integradas en la megaempresa de servicios.

Eso obligará a una modificación presupuestaria para garantizar el pago del salario de los empleados públicos. De hecho, la última nómina, la de febrero, ha sido abonada a los trabajadores de Sedesa en la tercera semana de marzo, con lo que vuelven a producirse retrasos, una situación que el equipo de gobierno aseguraba querer solucionar definitivamente con la puesta en marcha de Écijanova.

Los estatutos de la empresa única fueron aprobados el pasado mes de octubre, con la idea de que Écijanova empezara a funcionar el 1 de febrero, pero el registro mercantil puso objeciones a 16 de los 40 artículos, lo que obligó al pleno a corregirlos.

Según el concejal de Hacienda y Urbanismo, Rafael Serrano (PP), (en la foto, durante una sesión plenaria) asegura que Écijanova S.L. “es necesaria presupuestariamente, no se trata de querer o no”, ya que existe “un problema salarial” que el edil achaca “a que la deuda de todas las empresas municipales supera los 8 millones”. Serrano avisa que “Écijanova será viable si los salarios de los trabajadores están equiparados con los de los funcionarios” del Ayuntamiento.