mayo 14, 2021
El tiempo
Sociedad

Unos 300 vecinos se concentran ante el pleno “hartos de riadas”

Vecinos de Écija constituidos en una plataforma ciudadana han exigido que se reanuden las obras de desvío del Argamasilla, que se limpie y repare la cabecera del arroyo y que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir valore y acometa obras para evitar inundaciones por el río Genil.

Bajo el nombre de Ecijanos Hartos de Inundaciones, estos vecinos – unos 300, según la policía local – se han concentrado ante la puerta del palacio de Benamejí, durante la celebración del pleno ordinario de marzo.

La plataforma cuenta con el respaldo de todos los partidos con representación municipal y han pedido al Gobierno local – formado por el PP y el PA – que les mantenga permanentemente informados “de los avances y actuaciones realizadas y no realizadas”, por parte de las administraciones competentes, para vigilar el cumplimiento del compromiso de la Junta de retomar las obras o, en su caso, llevar a cabo nuevas acciones de presión.

“Somos conscientes de las dificultades del momento, pero es inaceptable que año tras año tengamos que seguir viviendo esta situación, que nos causa miedo, angustia e impotencia; a riesgo de que alguna vez cueste vidas humanas, y todo esto, con una obra paralizada durante casi un año y que de haberse terminado en plazo, bien podría habernos librado de esta última inundación y no sabemos aún de cuántas más”, señalan estos vecinos en un manifiesto leído desde el Casino de Artesanos.

La plataforma ciudadana se considera “ajena a ideologías políticas” y se propone “aglutinar todas las fuerzas posibles en beneficio de un sólo y común objetivo, que las inundaciones provocadas por el arroyo Argamasilla no se vuelvan a producir”.

Por último, el manifiesto de esta plataforma ciudadana se compromete a no utilizar las inundaciones de Écija “como arma arrojadiza en contra de nadie, y mucho menos de nadie de nuestro pueblo”.