octubre 24, 2021
El tiempo
Sociedad

Un informe dice que un atasco desbordó el Argamasilla

Las lluvias caídas en Écija el 7, el 18, el 22 y el 31 de diciembre de 2010 no colmataron por sí solas la capacidad del arroyo Argamasilla, que se desbordó media docena de veces ese mes porque el colector que cruza soterrado la ciudad estaba obstruido por la acumulación de sedimentos.

Así lo entiende un informe de un ingeniero de caminos, puertos y canales que han aportado algunos de los afectados por las inundaciones de hace dos años y que, en sus conclusiones, indica textualmente que fue “el nivel de sedimentos que se acumuló en el cauce en esas fechas lo que provocó su desbordamiento en la zona de Puerta Osuna, al ocluir parcialmente la sección”.

Según ese informe, el nivel de acumulación de residuos podía ocupar “entre el 50% y el 85% de la sección total, lo que provocaría una disminución de la sección útil para paso de agua hasta niveles insuficientes para conducir los caudales provocados por las lluvias”.

El informe indica también que fue el 6 de diciembre de 2010 el día que se registraron las lluvias más intensas, con 53,4 litros en 24 horas; 47 litros cayeron el 18 de diciembre y 41 el 31, cantidades “que deberían ser consideradas ‘normales’ en la zona”, en la que el experto señala que se han producido “25 episodios de más de 40 mm/día en los últimos 30 años”.

El ingeniero concluye que “si las lluvias no colmataron la capacidad del encauzamiento esos días, necesariamente debía haberse reducido esta para provocar el desbordamiento” del arroyo Argamasilla. Además, la limpieza del cauce – que se puso en marcha el 22 de septiembre de 2010 y no había concluido cuando se desbordó el arroyo – fue aconsejada “por técnicos de diversas administraciones menos de cuatro meses antes” por “niveles de acarreos depositados en el mismo por arrastre de sólidos”.

El experto indica, igualmente, que el tramo soterrado del arroyo Argamasilla llevaba unos veinte años sin limpiarse en profundidad, pues afirma que “una actuación tan importante en el cauce no se había producido desde 1.988”.

El bufete de abogados de Fernando Osuna, que defiende a parte de los afectados por las inundaciones de diciembre de 2010, entiende que el informe “es una prueba contundente de la responsabilidad de la administración” en ese suceso, y lo presentará como prueba ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) dentro del contencioso administrativo que se sigue contra el Ayuntamiento de Écija y la Junta de Andalucía, a las que el letrado y sus defendidos consideran responsables del desbordamiento del arroyo Argamasilla.