mayo 16, 2021
El tiempo
Política

IU exige el traslado de Ruiz Canela y duda que la empresa cierre

El grupo municipal de IU reclama por escrito la salida de la fábrica de Ruiz Canela e Hijos del casco urbano, aplazada desde hace años al sostener la empresa que, para ello, debería cerrar la fábrica en Écija y trasladarse a otro municipio, lo que dejaría sin empleo a su actual plantilla.

La concejala de IU, Dolores Rodríguez, exige al Gobierno local (PP-PA) que “tome las medidas oportunas” para cumplir el acuerdo plenario de noviembre de 2009 que daba a la almazara Ruiz Canela un plazo improrrogable de dos años para abandonar su sede de la avenida Cristo de Confalón, al considerar que se trata de una industria “que causa molestias al vecindario a veces hasta de noche”.

“En noviembre de 2011 expiró el plazo acordado con la entidad Ruiz Canela e Hijos para la suspensión de la actividad sin que el Ayuntamiento de Écija hasta el momento haya tomado ninguna medida”, afirma Rodríguez, que acusa de “dejadez” al Gobierno local.

No han hablado con la empresa. La concejala de IU reconoce que su partido no se ha puesto en contacto con Ruiz Canela e Hijos para tratar el traslado. En octubre del año pasado, la almazara comunicó al Gobierno local – entonces del PP en solitario – que, de abandonar su actual sede, se trasladaría fuera de Écija, lo que dejaría en el paro a sus empleados.

Esa decisión llevó al PP a plantearse prorrogar el traslado. “Tenemos dos intereses contrapuestos”, señaló hace más de un año el concejal de Urbanismo, Hacienda y Obras Públicas, Rafael Serrano (PP), en varios medios de comunicación. “Uno el de los vecinos que quieren que la empresa salga de ahí por las molestias que crea y otra el de los propios trabajadores, que se quedan sin empleo porque esta empresa se va a otra localidad”.

Según Serrano, “la cuestión es que la empresa no tiene para poder realizar nuevas inversiones y se va a otra localidad donde tiene otras instalaciones para poder seguir con su labor”. Ese abandono de la ciudad ecijana supone dejar en el paro a los trabajadores de Écija, “por lo que, sopesando los daños en uno y otro sentido, mi criterio es que lo primero es el empleo”, opina Serrano, que concluye que la decisión al respecto del futuro de la almazara de Ruiz Canela debe tomarla el pleno “porque es potestad del pleno, no del concejal”.

Por el contrario, IU opina que “los trabajadores pueden ir a otro sitio”, y sostiene que la almazara tiene que salir del casco urbano “y los trabajadores no tienen por qué echarlos a la calle”, opina Dolores Rodríguez.

Ruiz Canela e Hijos adquirió en enero de 2007 11.000 metros cuadrados en el polígono industrial Sedesa para el traslado y modernización de su refinería. Según sus estimaciones, la empresa produjo unas 200 toneladas al día en 2010 y facturó ventas por 50 millones, en ese mismo ejercicio.