septiembre 24, 2020
El tiempo
Sociedad

La prensa estadounidense usa Écija para ejemplificar la crisis

La agencia norteamericana de noticias Bloomberg retrata la crisis mundial a través de los problemas de los ecijanos. En un reportaje en su página web, la agencia ejemplifica la recesión a través de varios personajes.

Dos hermanos en paro, Antonio (“de 44 años, divorciado y que vive con su madre”, dice el texto) y Francisco Rodríguez Álvarez, son los dos primeros ecijanos en contar su experiencia en la búsqueda de trabajo. “Cuando no hay trabajo se paran en el bar y hablan de sus preocupaciones”, dice el reportaje.

Antonio narra cómo los problemas de dinero provocaron su separación y que se plantea emigrar a la vendimia, a Francia. “Su hija, de 22 años, planea emigrar a las Islas Canarias para trabajar en la industria turística. Él no la culpa”.

“La gente joven está dejando la ciudad. No hay esperanza, no hay empleo. Los días son largos. Te levantas, la crisis. Te acuestas, la crisis. Es siempre lo mismo”, dice Antonio.

Bloomberg se para precisamente en el aumento de la tasa de divorcios y de emigración. De hecho, el titular del reportaje es “Aumenta el divorcio en España al tiempo que la recesión profundiza”, y los autores comparan “el orgullo del crecimiento de cuatro décadas” con “la amargura del colapso de una economía basada en la construcción y la especulación inmobilaria cuyos restos del naufragio vagan profundos en el corazón de la tierra española”.

El arquitecto Javier Madero, otro de los entrevistados, duda que “volvamos a ser lo que éramos”. “El milagro económico español fue ciencia ficción”, dice, y vaticina que “por primera vez los hijos van a vivir peor que sus padres en España”.

La agencia estadounidense cifra en un 30% la tasa de desempleo en Écija y cita al ex alcalde Juan Wic (PSOE) para explicar que el paro subió al cerrar las fábricas de muebles como consecuencia del parón en la construcción.

“Hace cuatro años queríamos construir una piscina pública de tres millones de euros, un ayuntamiento nuevo y tres puentes”, asegura Wic. “En la actualidad hablamos de un nuevo comedor de caridad”, contrasta el concejal socialista.

Dice el reportaje que “durante los años de auge, entre 2000 y 2006, Écija prosperó”. “El empleo creció mientras las fábricas construían instalaciones y muebles”, continúa y añade que “cuando el auge terminó, Écija no tenía nada a lo que recurrir”. “Un día, el teléfono dejó de sonar”, dice Javier Madero para ejemplificar el final de la ‘burbuja inmobiliaria’.

Los autores del reportaje acompañan a Javier Madero “mientras conduce por la calle de Santa Cruz, que una vez fue concurrida calle comercial”. “Me dan ganas de llorar”, lamenta el arquitecto ecijano.

Esa tristeza es generalizada, en opinión de Antonio Rodríguez Álvarez, el parado divorciado que se plantea emigrar. “Hace cinco años, esto era una ciudad más feliz y la gente sonreía más, salía de casa, los bares estaban llenos”, concluye. “Hoy en día, la gente se queda en casa”.